Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De la Vega aprueba la creación de una red de laboratorios para hacer frente a los ataques terroristas con armas químicas: dudas sobre la financiación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha autorizado la creación de la Red de Laboratorios de Alerta Biológica (Re-lab), un proyecto de 2003 para dar respuesta a posibles ataques biológicos. Existen dudas sobre su puesta en marcha por los problemas de financiación.

Como ya se adelantara en estas páginas –lea aquí los detalles-, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero paralizó una iniciativa de la era Aznar que se inició tras los atentados del 11-S a las Torres Gemelas. Varios años después, De la Vega ha firmado la autorización para la creación de la Re-lab. Fue diseñado en marzo de 2003. El proyecto fue aprobado en el verano de 2005 y tendría que haber entrado en vigor el 1 de enero de 2006.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, para el primer año de la entrada en vigor del Re-lab se presupuestó y aprobó la cantidad de 640.000 euros. De esta cifra, las mismas fuentes señalan que para 2008 "se apartó dinero para desarrollarlo" y que algunos organismos de la iniciativa "recibieron fondos". Sin embargo, a día de hoy "las cantidades no se han destinado para este fin", por la paralización del Relab, señalan.

El problema ahora para desarrollar la iniciativa, destacan los expertos, es el plan de financiación. Por un lado, los costes iniciales se han incrementado y, en segundo término, la cantidad fijada con la que se cuenta para el inicio "no está disponible".

¿Qué es Relab?

Tras los atentados del 11-S en Estados Unidos y la aparición de partículas de carbunco (ántrax) en diversas operaciones terroristas, España decidió que era urgente crear un sistema para enfrentarse a las amenazas biológicas. Todo comenzó con la revisión de los planes existentes por parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Situaciones de Crisis (CDGSC) –enmarcado en el Sistema Nacional de Conducción de Situaciones de Crisis (SNCSC).

Posteriormente, y para coordinar a los mencionados Ministerios, se utilizó al Comité Nacional de Planes Civiles de Emergencia (CNPCE). Entonces se acordó que fuera el Ministerio de Defensa por medio de la Dirección General de Política de Defensa (DIGENPOL) el que creara un Grupo de Trabajo de Expertos —también llamado Comité Científico-Técnico— responsable de esta Red de Laboratorios de Alerta Biológica.

Los responsables de laboratorios de seguridad biológica –de nivel 3- acordaron cubrir cinco áreas de respuesta ante amenazas: salud humana, sanidad animal, sanidad vegetal, control de alimentos y medio ambiente. Se buscó entonces diseñar un sistema para abordar la amenaza derivada de las armas de destrucción masiva para tiempos de guerra o conflicto y, para otros periodos, prevenir y dar respuesta a las acciones de terrorismo (bioterrorismo), accidentes y epidemias.

Por último, hay que destacar que el plan de la Relab se debía componer de tres niveles:

-- El superior, desde donde se dirigirían y adoptarían decisiones políticas. Estaría constituido por el Gobierno, el Ministerio de Sanidad y Consumo -dirige las crisis sanitarias- y el Instituto de Salud Carlos III, que cuentan con unidades y departamentos específicos para afrontar las posibles amenazas.

-- El intermedio, iba a ser el encargado del diseño del planeamiento y la elaboración de los protocolos de actuación. Lo formarían el gestor de la Relab, el Instituto de Salud Carlos III y un grupo de Laboratorios de Referencia (con nivel de bioseguridad P3 y P3+) para las cinco áreas de respuesta. Alguno de ellos es el Laboratorio del Parque Tecnológico de la Universidad Complutense de Madrid, el Laboratorio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y el Laboratorio del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

-- El nivel inferior o ejecutor de los protocolos. Iba a estar formado por los Laboratorios de Referencia y los designados por las Comunidades Autónomas para cada una de las cinco áreas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·