Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De la Vega recomendó a Zapatero que el sustituto de Bermejo fuera Antonio Camacho, “número dos” de Rubalcaba, fiscal, a quien conoce desde hace años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodríguez Zapatero pidió a algunas personas de su confianza nombres para ocupar el ministerio de Justicia, una vez tomada la decisión de que Fernández Bermejo se marchara a casa. Y hubo propuestas distintas a la opción de Francisco Caamaño, que fue finalmente el designado.

El jueves, Mariano Fernández Bermejo telefoneó a Zapatero para poner el cargo a su disposición. El presidente no lo aceptó y le dijo que aguantase. El viernes, coincidiendo con el consejo de ministros y ya en persona, el titular de Justicia repitió al presidente su oferta de abandonar la cartera. Zapatero le dijo que esperara el fin de semana y que el lunes hablarían.

Durante el fin de semana, el presidente tuvo compromisos electorales en Galicia y el País Vasco, lo que le impidió estar en Madrid. Pero Zapatero ya había consultado a sus colaboradores quien podía ser la persona más adecuada para suceder a Bermejo en Justicia.

Tal y como contó ECD, el presidente había comentado a sus íntimos el viernes que tenía pensado aceptar la dimisión y que estaba estudiando el momento para ejecutarlo –ver noticia-. Tenía que encontrar un sustituto.

Fue entonces cuando Zapatero habló con María Teresa Fernández de la Vega. La vicepresidenta es magistrada, y conoce por tanto la carrera judicial. Fue jefa de gabinete del ministro de Justicia con Ledesma, directora general de Servicios, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y secretaria de Estado de Justicia con Belloch.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, fue entonces cuando De la Vega sugirió a Zapatero el nombre de Antonio Camacho, a quien la vicepresidenta conoce de cerca: ha sido fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Valencia y de Madrid, y portavoz y presidente de la Unión Progresista de Fiscales.

Camacho contaba además con el aval de Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien Zapatero también consultó el relevo de Bermejo. Su labor al frente de la secretaría de Estado de Seguridad está siendo valorada positivamente e incluso ha sonado como posible sustituto de Alberto Saiz en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) –amplíe aquí -.

Finalmente, y tras consultar con los ‘pesos pesados’ de Ferraz (José Blanco y José Antonio Alonso), Zapatero se inclinó por Francisco Caamaño como nuevo ministro de Justicia, en lugar de Antonio Camacho.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·