Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo que piensa Zapatero (según Bernardino León): No ha tirado la toalla, lo de Rubalcaba “no está tan hecho”, la próxima batalla son las cajas, reforma del estado autonómico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Zapatero no ha tirado la toalla, y cuando afirmó que ya tenía tomada la decisión respecto a su futuro se refería a “cómo y cuándo decidirá”. Respecto a lo de Rubalcaba como sucesor, “no está tan hecho”. Tal es la posición del presidente, en versión de su ‘mano derecha’, Bernardino León, secretario general de la Presidencia del Gobierno.

Son algunas de las conclusiones que se obtienen de la ‘homilía’ dominical de Pedro J. Ramírez, que este domingo, una vez más, relató su conversación con alguien que conoce las claves de Zapatero, y que es “una de las personas mejor informadas de España” y que mantiene con el presidente “una relación a la vez afectuosa y crítica”.

Ya hizo en el pasado el director de El Mundo algo semejante (ver noticia) y, tal como reveló ECD (ver noticia), días antes había almorzado con Bernardino León, quien con toda probabilidad es el interlocutor secreto.

Por cierto que entonces, en abril, Zapatero ‘afirmó’ que no tenía “la menor intención” de hacer una crisis de Gobierno tras la presidencia europea, y tampoco tenía “la menor intención” de prescindir de María Teresa Fernández de la Vega.

No ha tirado la toalla

A partir de las palabras del interlocutor citado (Bernardino León), así se encuentra y así piensa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en versión de su ‘mano derecha’ en La Moncloa.

-- Zapatero admite que se equivocó. Ha dicho que, si alguna vez escribe sus memorias como presidente, se titularán ‘Los errores que cometí’.

-- Sabe que los españoles, cuantas más equivocaciones reconoces, más barrenan la herida. Pero no es hoy un hombre melancólico, ni ha tirado la toalla. Es un líder en perfecto orden de combate. Y si no, al tiempo.

-- Dice que “puede que la tormenta arrecie con más intensidad en el primer semestre de 2011, pero la flota, el capitán y la tripulación están en mejores condiciones que hace unos meses y la determinación es inequívoca”.

-- Cuanto peor queda en las encuestas, más íntimamente convencido está de que hace lo que debe.

Jubilación a los 67

-- Reconoce que sobre la reforma laboral nunca ha tenido una idea rotunda, porque hacen falta más cosas para crear empleo. Sobre las pensiones, lo tiene clarísimo: ve que el sistema es insostenible a medio plazo y nuestros acreedores saben que, si no lo modificamos, dentro de 15 años tendremos dificultades para pagarles. Eso nos está penalizando ahora.

-- Jubilación a los 67 años. Lo del PP es incomprensible. Para un partido de derechas es un sueño encontrar un presidente de izquierdas dispuesto al desgaste de una decisión impopular. Hará un esfuerzo para explicar a la opinión pública que Alemania, Suecia, Inglaterra, Francia, los países más prósperos de Europa, están en el club de los 67.

-- Será un retraso gradual, en 12 años. Cada año que añades supone un ahorro del 7% para el sistema. El que quiera jubilarse a los 65, podrá, pero con un 14% menos de pensión. Las pensiones pesan un 8% en el PIB, y si no hacemos nada en 2030 pesarán un 13%. Eso no hay quien lo aguante.

-- Le parecen un escándalo las jubilaciones de oro a los 55 años, como en las cajas. La reforma acabará con eso.

Francisco González y Botín

-- La de las cajas va a ser otra de las grandes batallas que se avecinan.

-- Su itinerario tiene cuatro hitos. Reducción del déficit (se va cerrar 2010 mejor de lo previsto), transformación de las cajas en bancos, pensiones, reforma de la negociación colectiva.

-- En Europa, todo el mundo le habla de las cajas por su deuda inmobiliaria, pero esa deuda tiene provisiones muy altas. El problema es que los bancos irlandeses también superaron los tests de estrés, y eso ha disparado la desconfianza. Y es verdad que los resultados del último trimestre en las cajas van a ser malos.

-- Habla mucho con Fainé. Tiene gran admiración por él. Pero, en la reunión de La Moncloa, la posición de Francisco González e incluso la de Botín transmitieron mayor preocupación por la situación de las cajas.

-- Sobre las pensiones, cualquier día declarará que “para tener resultados como los alemanes debemos esforzarnos como los alemanes”.

Cambiar la negociación colectiva

-- La reforma de la negociación colectiva le parece más importante que la reforma laboral. Él tiene dos objetivos. Primero, acabar con los convenios provinciales, que sólo sirven para alimentar la burocracia de sindicatos y patronal a costa de limitar la competencia. Quiere potenciar los convenios de empresa. Segundo, vincular los salarios a la productividad. Y quiere la máxima libertad de horarios comerciales.

-- Dice que siempre ha defendido la libertad económica dentro de un estado social, no sólo por razones morales, sino también porque es lo eficaz. Insiste en que ese estado social está en peligro y en los próximos meses nos jugamos mucho.

-- Posibilidades de un rescate. Ninguna. En mayo tenía un plan C que incluía pedir ayudas, ahora lo descarta por completo. Dice que sería “un estigma para España”.

-- No tiene ganas de salir huyendo. Nunca le he visto tan metido en su responsabilidad. Una vez, con un pitillo en la mano, me dijo: “Llegas a ser presidente del Gobierno y piensas que te tocará vivir cosas buenas y males, pero nunca te imaginas que te podrás jugar la suerte de tu país en unos meses. Cuando eso pasa, te das cuenta de que no tienes más remedio que comportarte con grandeza política”.

-- Dice que en el periodismo español ve muy poca grandeza.

No habrá elecciones anticipadas

-- No va a convocar elecciones anticipadas, en ningún caso. Cree que sería un mensaje de debilidad a los mercados que nos podría costar caro. Todo lo que no sea 2012 produciría inestabilidad y sería malo para España.

-- Está volcado en las reformas para defender el interés general y todo lo supedita a eso. Si le hace impopular y no puede ser candidato, pues muy bien: se irá a vivir a León, para ser “un ex presidente ejemplar”. Pero esa decisión no está tomada.

-- Se ha interpretado mal su frase “tengo tomada la decisión”. Estuve con él al día siguiente y me lo aclaró: lo que tiene decidido es cómo y cuándo decidirá. Lo que ha explicado a su mujer y a esa otra persona del partido son los criterios con los que decidirá. Criterios políticos, familiares y personales, por este orden.

-- ¿Por qué lo dijo? Ha querido dejar claro que es dueño de sus actos, que el centro de gravedad sigue estando en él. Se sentirá libre para decidir si, cuando llegue el momento, España ha salido airosa y puede demostrar que su desgaste ha sido útil.

-- En los próximos meses se va a comportar como un “anticandidato”, y nadie va a sacarle de la ambigüedad sobre su futuro. Pero está convencido de que, si vuelve a ser candidato, sabrá recuperar la popularidad que tuvo.

El ‘sucesor’ Rubalcaba

-- Todos los líderes europeos están igual. Me contó que en el Consejo Europeo se consuelan unos a otros. El primer ministro irlandés les dijo: “Os quejáis de las encuestas, pero yo ya ni salgo en ellas”.

-- Lo de Rubalcaba como ‘sucesor’ no está tan hecho. Dice que, en una época de fracturas e incertidumbres, la gente busca fortaleza y experiencia y eso sólo lo puede dar un “toro probado en plaza”.

-- De cara a las autonómicas, el PSOE hará “una propuesta electoral potente para unificar el mercado interior”. En la próxima legislatura, PP y PSOE deben emprender la reforma del estado autonómico, tomando como referencia el informe de Rubio Llorente en el Consejo de Estado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··