Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero cancela la subvención de 50.000 euros a la asociación marroquí que pedía la devolución de Ceuta y Melilla. Lea la carta de protesta que ha recibido Moncloa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Centro para la Memoria Común y el Porvenir, asociación marroquí que exige la devolución de Ceuta y Melilla, ha enviado una carta de protesta a José Luis Rodríguez Zapatero por cancelar la subvención de 50.000 euros que le había concedido. “Daña gravemente su Alianza de Civilizaciones”, se quejan.

La carta la firma Abdeslam Boutayeb, presidente de esta asociación que propuso en su día “estrangular económicamente” a Ceuta y Melilla para devolver su soberanía a Marruecos. Esta misiva coincide en el tiempo con la nueva ‘Marcha Verde’ que han organizado varias plataformas marroquíes este sábado, que terminará en la frontera de Ceuta.

Este ‘plan’, diseñado a largo plazo, tiene como objetivo “estrangular económicamente a Ceuta y Melilla” a través de la creación de un importante polo industrial y económico en la zona fronteriza con ambas ciudades, de manera que su economía se vea resentida “y España se vea obligada a renunciar a su soberanía” concluyeron.

En aquella reunión, que contó ECD en estas páginas, estaban presentes varios ex miembros del gobierno marroquí, incluido Mohamed Benaissa, ex titular de Exteriores y amigo personal de Miguel Ángel Moratinos.

La polémica en torno a esta plataforma surgió tras la publicación en el BOE de la concesión de una subvención de 56.700 euros en su favor. El objeto para las tareas de búsqueda de fosas comunes donde hay enterrados marroquíes que participaron en la Guerra Civil. La ayuda ha sido denegada.

Como respuesta a la cancelación de la ayuda, el Centro para la Memoria Común y el Porvenir ha redactado una carta en tono crítico cuestionando la decisión del Gobierno español.

Consulte el texto integro de la carta, a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital, a continuación:

Señor Presidente,

Cuando Usted dio su acuerdo para otorgarle una subvención a una organización política marroquí de derechos humanos, no tardamos en apreciar este gesto como un reconocimiento por parte de España de la problemática del reclutamiento de los marroquíes en la guerra civil española. Muchísimo nos regocijamos de esta decisión valiente que estaba en simbiosis con la democracia y el reconocimiento de los errores. Efectivamente creímos que España era un país democrático que se desembarazaba de un pasado que pesa sobre su presente. Pero la vuelta sobre la decisión desgraciadamente confirma la ausencia de una visión estratégica del gobierno español frente a las cuestiones marroquíes para edificar un espacio democrático, en el cual compartamos los mismos valores y trabajemos juntos por la paz y la estabilidad. Tal decisión queda prisionera de consideraciones electoralistas estrechas que conciben a Marruecos como una carta electoral y un sujeto de arreglo de los conflictos internos.

Señor Presidente,

Es lamentable comprobar que su decisión muestra la contradicción del gobierno con él mismo y con los valores humanitarios universales. Así, su gobierno financiará y ayudará a las asociaciones españolas para llevar a cabo búsquedas sobre los desaparecidos en España en el marco del proyecto de la "memoria histórica " - para rehabilitar sobre los planos materiales y morales a las víctimas de la guerra civil -, cuando se trata de investigar sobre las fosas de marroquíes, el mismo gobierno no cumple sus promesas. Haciendo esto, su gobierno no pone a todas las víctimas sobre el mismo nivel: existe un interés manifiesto para el ciudadano español y un olvido odioso de aquellos a los que se designa en España, desgraciadamente hasta ahora, con el apelativo de "moros".

Por lo tanto, Señor Presidente, a partir de este comportamiento no amistoso respecto a nosotros como organización civil que labora con seriedad y una esperanza grandísima por la instauración de relaciones marrueco-españolas fuertes y equilibradas, consideramos que esta decisión denota un desconocimiento de los objetivos reales del CMCA. Este está compuesto por personalidades eminentes: académicos y militantes de los derechos humanos, así como por ciertas figuras que han contribuido instaurando la experiencia de la equidad y de la reconciliación en Marruecos. Así mismo, consideramos que esta actitud está en contradicción total con el contenido de la carta que el Centro recibió de su gobierno al día siguiente de la celebración del coloquio de Tetuán en 2008. Su gobierno, señor Presidente, firmando esta decisión lamentable, afecta gravemente el proyecto "Alianza de Civilizaciones " que han ampliamente mediatizado, ya que la decisión tomada está contra otra civilización y es injusta.

Señor Presidente,

El Centro, que era consciente desde su creación de las dificultades y de la complejidad de los expedientes que trata, pudo a pesar de todo sacarlos de la sombra - y Usted fue primero que lo felicitó por eso hace dos años - proponiendo metodologías de trabajo y estilos novedosos de su tratamiento, ya sea situándolos en su marco jurídico y político o adaptándolos con la intención de reforzar las relaciones de Marruecos con su entorno geopolítico, así como de garantizar sus intereses comunes. El Centro declara que el retiro de la subvención por parte de su gobierno, no detendrá su marcha y que está determinado más que nunca a cumplir con sus objetivos, los cuales están claramente enunciados en sus estatutos.

Le exhortamos entonces a una cooperación constructiva y a contribuir poniendo fin al tratamiento de Marruecos como una carta electoral y un sujeto de arreglo de los conflictos internos en España. ¡Necesitamos meditar la sabiduría de Averroes!

Sírvase aceptar, Señor Presidente, la expresión de mis sentimientos de respeto y de consideración.

Atentamente. Abdeslam Boutayeb Presidente del CMCA.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·