Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero ha tomado personalmente la iniciativa en la negociación con el PNV. Telefoneó a Urkullu después de que la reunión con Blanco y Rubalcaba “saliera mal”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno reconoce que sus posibilidades de seguir en La Moncloa pasan por no verse obligado a un adelanto electoral, que eso depende de que logre aprobar los presupuestos de 2011, y que la única fórmula es lograr los votos del PNV. Por eso, ha decidido ‘mojarse’ en persona y hablar directamente con Íñigo Urkullu.

Según informaciones obtenidas por El Confidencial Digital en fuentes bien relacionadas con La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero ha tomado el teléfono y llamado en persona al presidente del Partido Nacionalista Vasco. Lo hizo a mediados de la semana pasada, antes de iniciar su viaje a Shanghai.

La iniciativa del presidente del Gobierno se produjo después de la entrevista que, el pasado martes, mantuvieron en Madrid dos de sus ‘peones estrella’, José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, con el líder del nacionalismo vasco, Íñigo Urkullu, de la que informó ayer ECD en exclusiva (ver noticia).

Y decidió tomar el teléfono porque, según las fuentes consultadas, el encuentro, celebrado en la sede socialista de Ferraz, “salió mal”. En esa negociación, Urkullu apretó mucho y, al final, no prometió nada. De forma que los dos interlocutores gubernamentales, Blanco y Rubalcaba, salieron descontentos de cómo había discurrido la conversación y así informaron al presidente del Gobierno.

La llamada de Zapatero al presidente del PNV se produjo antes de emprender su viaje a Oriente, para visitar China y Japón, iniciado el sábado.

Según fuentes conocedoras de lo que se habló en esa conversación, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, el presidente del Gobierno ofreció al PNV un ‘pacto’, que se resume así: “Vosotros nos aprobáis los Presupuestos en Madrid y nosotros os los aprobamos en las tres diputaciones vascas”.

El máximo dirigente nacionalista escuchó la propuesta y, según fuentes cercanas al PNV, una vez más “Urkullu no aseguró nada”.

El deseo de José Luis Rodríguez Zapatero es que el acuerdo con los nacionalistas esté incluso ‘firmado’ formalmente, para así garantizarse la estabilidad de su Gobierno. Por el contrario, en el PNV saben bien que la continuidad del Ejecutivo está en sus manos, y están jugando sus bazas hasta el límite.

Ayer, desde Shanghai, el presidente del Gobierno habló del PNV como “socio preferente” del Gobierno. Y sobre la posibilidad de un acuerdo, dejó entrever que no le llegaban malos ecos, aunque sin confesar que ya ha hablado con Íñigo Urkullu ni desvelar el resultado de su conversación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··