Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Chaves y Zarrías están maniobrando para ganar ‘sus’ congresos regionales en Cádiz y Jaén, y preparan candidatos alternativos en Málaga y Córdoba. Objetivo: debilitar el poder de Griñán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 'triunfo moral' en las elecciones andaluzas, y la permanencia de Griñán en la Junta a través de un pacto con IU, no han servido para acabar con la división interna en el PSOE regional. Manuel Chávez y Gaspar Zarrías continúan 'moviéndose' contra el actual secretario general del partido, al que quieren arrebatarle el control de Málaga y Córdoba.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien posicionadas en el PSOE andaluz, “el próximo congreso regional del partido no será el camino de rosas que espera José Antonio Griñán”, ya que sus enemigos dentro de la formación “no aceptan un mandato absoluto y siguen maniobrando para arrebatarle la mayor cota de poder posible”.

En concreto, los dos dirigentes que están ‘moviéndose’ con más insistencia para arrebatar cota de poder al actual secretario general de los socialistas andaluces son Manuel Chaves y Gaspar Zarrías: “Ambos saben que Griñán será proclamado líder tras los buenos resultados en las elecciones, y que no habrá un candidato alternativo, pero no renuncian a controlar la mayor parte de las provincias”.

Córdoba y Málaga son los objetivos

Las fuentes antes citadas explican que “tanto Chaves como Zarrías tienen ya seguras las secretarías provinciales de Cádiz y Jaén respectivamente, pero quieren meter a su gente en al menos dos corporaciones más”.

Esas dos secretarías provinciales en las que han puesto sus ojos ambos dirigentes son las de Córdoba y Málaga: “Allí Griñán tiene mucha oposición interna y es muy posible que salgan elegidos los candidatos alternativos que propongan Chaves y Zarrías para plantar cara al secretario general”.

En el caso de Málaga, el mejor colocado para llegar a la dirección provincial es José Aurelio Aguilar, cabeza visible de la oposición a Griñán en la capital de la Costa del Sol. Delegado ‘rubalcabista’ en el Congreso del PSOE en Sevilla, el propio Rubalcaba premió su fidelidad introduciéndole en la nueva Ejecutiva del partido como miembro del Comité Federal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·