Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ni imágenes, ni huellas, ni pistas. De los últimos nueve atentados mortales de ETA sólo ha sido esclarecido uno: el asesinato de Isaías Carrasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Quién cometió el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton? ¿O qué comando perpetró los atentados de Burgos y Mallorca? ¿Quién disparó en la nuca a Ignacio Uría? Las Fuerzas de Seguridad se han encontrado con un grave un problema tras la ruptura de la tregua: no logran esclarecer los atentados de ETA.

Lo que está ocurriendo es que no dan con pruebas suficientes para determinar quiénes han protagonizado los últimos atentados mortales perpetrados por ETA. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, los investigadores policiales y judiciales tienen, en concreto, serias dificultades para esclarecer los últimos nueve asesinatos de la banda terrorista.

 El único atentado mortal que ha conseguido ser resuelto, al menos en parte, ha sido el del ex concejal socialista en Mondragón Isaías Carrasco cometido el 7 de marzo de 2008. El juez Garzón imputa al ‘comando Vizcaya’, compuesto por Arkaitz Goikoetxea, Olga Comes y Jurdan Martitegi. Además, se sospecha de la participación del huido Beñat Aguinagalde, de quien también se cree que participó en el asesinato de Ignacio Uría.

 De los otros ocho asesinatos no hay ninguna imputación fehaciente, y por tanto sus autores pueden continuar en libertad, alertan las fuentes consultadas por ECD.

 El de Capbreton, de diciembre de 2007, donde fueron asesinados a sangre fría los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno, es uno de los atentados del que más indicios se tienen. Pero no hay imputaciones directas, ni contra ‘Txeroki’ ni contra ‘Gurbitz’. Tras varias reconstrucciones de los hechos, lo único que se sabe es que estuvo allí Saioa Sánchez, detenida horas más tarde al norte de Francia. Pero las fuerzas de seguridad desconocen quién apretó el gatillo del arma utilizada.

 Tampoco se sabe quién colocó los coches bomba que acabaron con la vida de Luis Conde y de Juan Manuel Piñuel, en septiembre y mayo de 2008, respectivamente. Y mayores dudas hay aún sobre los autores de los atentados de Palma de Mallorca de este verano. El ‘modus operandi’ empleado por ETA ha desorientado en buena medida a los investigadores.

 Fuentes de la lucha antiterrorista achacan esta situación a la ausencia de ‘comandos’ definidos en España. No hay ‘taldes’ activos a los que, como en los actos terroristas previos a la tregua o en el caso del de la T-4, cometido por el ‘complejo Elurra’, se les pueda imputare determinados atentados.

 No obstante, aclaran estas fuentes, a los etarras que son detenidos siempre se les acusa de colaboración o pertenencia a banda terrorista y posesión de armas o explosivos, según las condiciones del arresto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··