Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo que no se vio del enfrentamiento

El posado de la mujer de Sánchez, el secador de Campo Vidal, los cojines en las sillas y el enfado de Rajoy

Los candidatos no mantuvieron ningún contacto hasta cinco minutos antes del debate. Sus camerinos eran contiguos y del mismo tamaño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cara a cara organizado por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión estuvo marcado por las continuas referencias a la corrupción por parte de Pedro Sánchez, que convirtió el asunto en la estrella del debate. El líder socialista tachó de “corrupto” al presidente del Gobierno y de no ser un político decente. Mariano Rajoy, muy enfadado, le acusó de una actuación “ruin y mezquina”.


Saludo de los candidatos antes del cara a cara. Saludo de los candidatos antes del cara a cara.

Antes del evento, el líder del PSOE no se ciñó al horario previsto y llegó a las instalaciones a las 21:13, diez minutos más tarde de lo acordado con la Academia. Lo hizo acompañado de su mujer, Begoña Gómez, de la que no se separó hasta el comienzo del cara a cara.

Pedro Sánchez, mochila negra al hombro, hizo su aparición con un traje azul marino, camisa blanca y delgada corbata roja. Su esposa lució un vestido ajustado negro, salones de charol del mismo color y cazadora de cuero roja, a juego con la corbata de su marido.

“Parecen actores de Hollywood”

Ambos entraron muy sonrientes. Una vez más, la esposa de Pedro Sánchez acaparó la mirada de todos los redactores a su llegada al edificio. Incluso dedicó algún gesto de complicidad a varios fotógrafos.

“Parecen actores de Hollywood”, comentó uno de los periodistas que estaban junto a la zona del ‘photocall’. Segundos después de comenzar el posado, Sánchez y Gómez se cogieron de la mano y las apretaron con fuerza durante la sesión fotográfica.

Al líder del PSOE le sorprendió la cantidad de periodistas que le recibieron. Preguntó a Campo Vidal cuántos medios estaban acreditados para el evento.

Le acompañaban el portavoz del partido en el Senado, Óscar López; el secretario de Organización, César Luena, y la directora de Comunicación del líder socialista, Verónica Fumanal.

Problemas con el paraguas

La regidora del debate tuvo que pedir un secador para Campo Vidal, después de que el moderador se mojase el traje por la lluvia durante la llegada de Sánchez. Tanto el presidente de la Academia como el realizador del cara a cara, Fernando Navarrete, sufrieron grandes dificultades a la hora de resguardar del agua a la pareja.

La diferencia de altura entre Navarrete y Begoña Gómez fue el centro de las bromas entre los presentes. El realizador no alcanzaba a cubrir con el paraguas a la esposa de Sánchez. Uno de los organizadores comentó, entre risas, a Fernando Navarrete: “¿Cómo un gallego no controla el paraguas?”.

Manuel Campo Vidal también destacó el momento en uno de los corrillos. Al volver a la zona de los periodistas, con el traje mojado por la intensa lluvia, comentó en tono jocoso: “Cómo ha sido el numerito del paraguas”.

Mientras esperaba al presidente del Gobierno, el moderador preguntó a su equipo de qué color llevaba la corbata Pedro Sánchez. Al saber que era roja, Campo Vidal se sintió aliviado, ya que por un momento creyó lucir una del mismo tono. El presidente de la Academia apostó por una granate con lunares blancos.

“Rajoy se ha dejado a la mujer en casa”

La llegada de Mariano Rajoy a la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM) tampoco se produjo con puntualidad. A las 21:24, once minutos más tarde de lo previsto, el presidente del Gobierno hizo su aparición.

Mientras esperaban al líder del PP, los organizadores comentaron la ausencia de Elvira Fernández ‘Viri’, la esposa del presidente del Gobierno: “Rajoy se ha dejado a la mujer en casa”.

Le acompañaban su jefe de Gabinete, y director de la campaña del PP, Jorge Moragas; la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, y el asesor del PP, Pedro Arriola, entre otros.

Rajoy, con traje azul marino, camisa blanca y corbata azul claro, acudió a la cita muy sonriente y aparentemente relajado. A punto de entrar a su camerino, los periodistas le preguntaron si se veía como ganador del debate. El líder del PP contestó con un rotundo “ya veremos”.

Los camerinos tenían las mismas dimensiones

Los dos candidatos no tuvieron ningún tipo de contacto hasta la entrada al plató. Cada uno tuvo a su disposición una sala con sofás negros y una lámpara. Ambos camerinos estaban pegados y eran del mismo tamaño.

Segundos antes de comenzar el debate, los candidatos salieron al pasillo en mangas de camisa. El motivo: los organizadores estaban secando sus chaquetas y colocando los micrófonos en ellas.

Un cojín en la silla de cada candidato

Antes de que los aspirantes llegasen al plató, los responsables del evento decidieron colocar un cojín en las sillas. Buscaban elevar la posición de cada uno de los candidatos debido a la altura de la mesa. Incluso se comentó que al moderador le pondrían dos.

Ya en el plató, Sánchez y Rajoy posaron para los medios. Quedaban diez minutos para el inicio del cara a cara. Aunque se saludaron siguiendo el protocolo, tuvieron que volver a darse la mano: el primer apretón de manos fue tan breve que los fotógrafos no lograron capturar el momento. 

Otras curiosidades que dejó el cara a cara

-- Los periodistas que cubrieron el debate en las salas habilitadas no pudieron escuchar el audio hasta pasados 15 minutos desde el inicio del debate. “Además de que lo vemos a través del plasma, no se escucha”, aseguró con ironía una de las informadoras que cubría la cita.  

-- Según pudo escuchar ECD, Manuel Campo Vidal recordó a su amiga Concha García Campoy. Confesó que le echaba de menos en momentos tan importantes como el de este lunes. Además, el moderador afirmó, minutos antes del debate, que no estaba nervioso y que el encuentro le parecía “muy emocionante”.

-- Fernando Navarrete aseguró a este confidencial que tanto Sánchez como Rajoy llegaron “relajados y muy concentrados” al cara a cara. Ninguno estaba nervioso, añadió.

-- Otro de los periodistas que no quiso perderse la cita fue Luis del Olmo. Se fundió en un caluroso abrazo con Manuel Campo Vidal. Además, Del Olmo aseguró a ECD que la fecha elegida para el duelo dialéctico no fue la adecuada: “Se nos van a atragantar las Navidades”.

El periodista alabó el montaje que la Academia había preparado para el cara a cara y aseguró que este debate no era decisivo para el voto, ya que “Ciudadanos y Podemos no se están durmiendo”.

-- Uno de los invitados fue el presentador de televisión Carlos García Hirschfeld. Fue uno de los pocos periodistas que pudo acceder al plató antes del encuentro. De hecho, protagonizó un momento anecdótico: se hizo un ‘selfie’ justo en el momento en el que entraban los candidatos.

-- Dos policías nacionales controlaron la entrada de los periodistas por la zona del parking de la ECAM.

-- El catering para los informadores consistió en croquetas, medias noches vegetales, embutidos, chistorra, tortilla, empanada y mini hamburguesas. Además, en los pasillos de la sede existían varios mostradores que ofrecían tónicas premium y cervezas de la marca Heineken.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··