Viernes 25/05/2018. Actualizado 14:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La grabación debía haber sido destruida a los 15 días

Las “cloacas del Estado” están detrás del vídeo de Cifuentes

Altos mandos policiales aseguran que las imágenes fueron extraídas del atestado abierto en mayo de 2011 y filtradas por un comisario a políticos del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Quién ha guardado durante casi siete años el vídeo de Cifuentes y quién lo ha filtrado? Ésa es la pregunta más repetida desde que la ex presidenta regional anunciara su dimisión este miércoles tras difundirse las imágenes de un posible robo en mayo de 2011. Se ha apuntado, incluso desde el PP, a a las llamadas “cloacas del Estado”. Una hipótesis que comparten altos mandos policiales que llevan décadas en el Cuerpo.

Vídeo del registro a Cifuentes en el Eroski publicado por Ok Diario. Vídeo del registro a Cifuentes en el Eroski publicado por Ok Diario.

Las cloacas están detrás de esto, sin ningún género de duda”. Quien realiza estas declaraciones es un comisario de la Policía Nacional, que ha estado al frente de las más importantes operaciones del Cuerpo en los primeros años del presente siglo, y que conoce perfectamente las interioridades de la cúpula policial desde hace décadas.

La misma fuente, consultada por El Confidencial Digital, explica que él ha tenido constancia de contactos permanentes, durante los gobiernos de Esperanza Aguirre y de Ignacio González, de ambos ex presidentes, y personas de sus gabinetes, con altos cargos de la Policía Nacional: “Eran amigos... y se pedían favores”.

Tres comisarios, posibles filtradores

En ese sentido, añade, había tres comisarios, muy próximos a González, que “siempre han levantado suspicacias”, tanto dentro del Cuerpo, como en otros altos cargos del PP de Madrid de la época: “La sombra del espionaje, de los encargos contra posibles rivales políticos, siempre ha estado ahí”.

De hecho, ninguno de los tres comisarios citados –cuya identidad ECD conoce pero no va a revelar- “escondía sus reuniones” con los máximos dirigentes de la Comunidad antes de la llegada de Cifuentes al Gobierno regional: “Presumían de amistades, y aún hoy lo siguen haciendo, aunque alguno de ellos ha pagado las consecuencias”.

Estos comisarios, además, también tienen “línea directa” con una serie de periodistas que, en los últimos años, han tenido acceso a informes policiales de diversa índole. También a dossieres “privados” de altos cargos del PP.

Unos documentos que conocía la propia Cristina Cifuentes, tal y como ella misma desveló ayer en la rueda de prensa en la que anunció su dimisión.

Esas investigaciones, no obstante, eran mixtas: “Había detectives privados pagados por altos cargos de la Comunidad que hacían parte del trabajo, pero también policías al servicio de los comisarios amigos de González”.

Cómo llegó el vídeo a los rivales de Cifuentes

Sobre el modus operandi llevado a cabo para que el vídeo acabara en manos de políticos del PP, el veterano comisario contactado por ECD, y otros mandos policiales que también han sido consultados por este diario, no muestran dudas: “Las imágenes fueron extraídas de forma irregular, sin que nadie se diera cuenta”.

Las fuentes explican que, pese a no haber denuncia, “necesariamente se hizo un atestado porque se recibió una llamada del supermercado”. Una comunicación que “puso en alerta” a los interesados de que esa información viera la luz.

Así, junto al escrito policial habitualmente “se adjunta el ticket y el vídeo de los hechos”. Una documentación que, “sí o sí”, tuvo que ser sustraída por alguno de los integrantes de las llamadas “cloacas del Estado”: “Lo hicieron sin que nadie lo notara. La ficha se cerró sin problemas y todo parecía olvidado. Pero no ha sido así”.

Esas imágenes, no obstante, “fueron entregadas al político de turno” hace ya tiempo, “probablemente a los pocos días de producirse el incidente”, en 2011. Entre otras cosas, porque “los comisarios amigos de González cayeron en desgracia al mismo tiempo que él y cualquier movimiento ahora podría haber sido detectado”.

Los agentes del Eroski, “inocentes”

Todas las fuentes consultadas por este confidencial coinciden en señalar que los agentes que acudieron al Eroski de Vallecas no han tenido nada que ver con la filtración y que, además, “actuaron tal y como debían hacerlo”.

Un experto en atestados explica a ECD que, una vez que un supermercado llama a la Policía alertando de un robo (aunque este sea inferior a 400 euros y por tanto se considere un delito menor), “tenemos que acudir, haya o no finalmente denuncia”. De hecho, hasta que los policías llegaron, Cifuentes fue retenida durante 40 minutos por la seguridad del Eroski.

En estos casos, añade este policía, hay dos opciones: “Que la víctima denuncie, se abran diligencias y se celebre días después un juicio rápido. O que ambas partes lleguen a un acuerdo con el abono del material robado”. No obstante, “en ambos escenarios nuestra obligación es identificar a los implicados, y solicitar pruebas como el ticket de compra o el propio vídeo de seguridad”.

Con todo, si la víctima decide no denunciar, puede cambiar de opinión y, por ese motivo, “nosotros guardamos todo esa información”. No obstante, “a los 15 días, y si no hay denuncia, es preciso destruir el material para respetar la Ley de Protección de Datos”.

Algo, concluye, “que nosotros hicimos y que también hicieron los responsables de seguridad del Eroski con la grabación”. Por tanto, “las imágenes solo llegaron a las manos de los políticos porque algún comisario, o un colaborador siguiendo sus órdenes, se saltó la legislación vigente y la propia normativa del Cuerpo”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··