Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Relato de un encuentro clave en el Parlament

Así fue la convulsa reunión en la que los independentistas aplazaron por sorpresa la ley del referéndum

Máxima tensión entre Forcadell y los representantes del PSC y C’s. La diputada de ERC aseguró que la norma “no se debía votar”. Se rechazó un informe jurídico de los letrados del Parlament

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ley para convocar el referéndum independentista del próximo 1 de octubre quedó el miércoles aplazada hasta septiembre. Una decisión que nadie esperaba y que provocó escenas de gran tensión entre los miembros de la Mesa del Parlament. Las acusaciones, advertencias y vetos se sucedieron durante la reunión más tensa que se recuerda en la Cámara desde hace años.

Reunión de la Mesa del Parlament. Reunión de la Mesa del Parlament.

“Nos convocaron para lo que ellos definieron como un día histórico y acabó siendo un paripé histórico”. Así define uno de los diputados presentes en la reunión de la Mesa del Parlament el encuentro que se produjo el pasado miércoles, y que concluyó con el anuncio sorpresa de que la ley del referéndum no se tramitaría hasta el mes que viene.

La misma fuente, a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explica que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, dejó clara su posición nada más comenzar la reunión, una vez confirmado que la ley no estaba en el orden del día:

--“Me estoy pensando si tramitar ya la ley. Estoy valorando la posibilidad de incluirla en el orden del día o no”.

Ante estas palabras de la presidenta de la Mesa, que causaron gran sorpresa entre todos los presentes, el representante del PSC, David Pérez le preguntó directamente “por qué no está la ley”, provocando el siguiente diálogo entre ambos:

--Forcadell: “¿Tienes intención de que se apruebe?”.

--Pérez: “No. Quiero votar en contra, tengo ese derecho”.

--Forcadell: “Es que estoy valorando si incluirla o no...”.

Ante el tono socarrón de la presidenta del Parlament, la diputada del PP María José García Cuevas, que tiene voz pero no voto en las reuniones de la Mesa, se expresó en estos términos:

--“Si hay dudas con la ley, quizá lo lógico sería pedir un informe jurídico a los letrados del Parlament...”.

Esa sugerencia fue respaldada por David Pérez, de PSC, y de José María Espejo, de Ciudadanos, que exigieron que se sumaron a la iniciativa. No obstante, el rechazo de los cuatro representantes de Junts pel Sí y de Joan Josep Nuet, de Catalunya Sí Que es Pot (la marca catalana de Podemos), echó por tierra la propuesta.

“Creen que la ley les pertenece”

Para entonces, explican las fuentes consultadas, los ánimos estaban ya más que caldeados, lo que provocó que Anna Simó, de ERC, cometiera un exceso verbal que provocó una nueva polémica. La diputada aseguró que “no se debería tramitar la ley”.

Una afirmación que provocó la indignación de José María Espejo, que exigió que dicha frase constara en acta. Los representantes de PSC y Ciudadanos recordaron que la tramitación de la ley no la decide el grupo parlamentario que la ha impulsado, sino la Mesa del Parlament. Por tanto, “si ahora no querían tramitarla, la solución era que la retiraran”.

Las fuentes consultadas por ECD acusan a Junts pel Sí de haber “secuestrado el Parlament” y su propia ley del referéndum: “Creen que esa ley les pertenece, pero todos los diputados tenemos derecho a votarla, ya sea a favor o en contra. La decisión le corresponde a la Mesa y no a ellos”.

 

 

 

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·