Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las anécdotas que no se vieron durante el discurso del candidato

El otro debate de investidura

Rajoy, Pedro Sánchez y Albert Rivera eligieron el mismo color de corbata. Mensajes de Martínez de Castro a Soraya. La bancada de Ciudadanos no dejó de tomar notas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La sesión de investidura de Mariano Rajoy empezó con cuatro minutos de retraso, los mismos que pasó Ana Pastor tratando de imponer el silencio en la sala. En ese momento, ya se encontraban en el hemiciclo todos los líderes de los partidos. Durante el discurso del candidato, hubo acciones de los allí presentes que pasaron desapercibidas.

Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados en el Debate del Estado de la Nación. Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados.

El primer líder en llegar fue Albert Rivera. Lo hizo casi quince minutos antes de que empezara la sesión. Le siguieron Pablo Iglesias, que entró junto a su socio de coalición Alberto Garzón, y Pedro Sánchez, que  se sentaba en su escaño cuando el reloj marcaba las cuatro. Instantes después, llegó Mariano Rajoy acompañado de Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y el portavoz de su partido Rafael Hernando.

A excepción del líder de Podemos, que lucía camisa negra, el resto de líderes políticos se decantaron por la corbata. Un aspecto en que el sí lograron el acuerdo, ya que Rivera, Rajoy y Sánchez optaron por el azul.

El debate comenzó con el juramento de dos nuevos escaños, que han sustituido a María Such (PSOE) y al fallecido Alejandro Ramírez del Molino (PP). Cipria Ciscar y Víctor Valentín Piriz Maya, recién nombrados diputados,  han sido los únicos que se han llevado la ovación de toda la Cámara ya que, desde que Rajoy ha tomado la palabra, solo los miembros de su partido han aplaudido su intervención.

Los mensajes de Martínez de Castro a Soraya

Durante el discurso de Rajoy, en concreto cuando el candidato hablaba del gasto que invertía el Ejecutivo en políticas sociales, Carmen Martínez de Castro, situada en la tribuna de prensa, hizo gestos a Soraya Sáenz de Santamaría para que mirara en su teléfono móvil un mensaje que le había escrito.

La vicepresidenta, después de consultar su dispositivo, ha pedido a Fátima Báñez que también mirara el suyo. La ministra de Empleo escribió a continuación desde su móvil y Soraya Sáenz de Santamaría indicó posteriormente a De Castro que estaba todo en orden.

Aunque de una forma menos evidente, la comunicación y el intercambio de miradas entre ambas permanecieron durante toda la sesión.

Una sesión sin apenas interrupciones

Por lo demás, como agradecía el propio Mariano Rajoy al término de su discurso, fue una sesión sin altercados. El silencio en el hemiciclo solo fue roto en tres ocasiones: cuando el líder del PP abordó el tema de la corrupción, en el momento en el que hizo referencia a la falta de apoyos y cuando preguntó si “¿Alguien de aquí está pensando en convocar a los españoles nuevamente a las urnas?”. Solo en esta última ocasión tuvo que intervenir Ana Pastor.

Si bien el primer aspecto provocó ciertos abucheos en la bancada de Podemos, la frase de “como todo el mundo sabe, yo solo no puedo dar a los españoles lo que yo creo que no necesitan”, despertó un “¡ohhhh!” generalizado en el lado izquierdo de la Cámara.

En la zona central, fue destacada la seriedad de Albert Rivera y los suyos. Su equipo ha estado la hora y media que ha durado el discurso tomando notas sobre lo referido por Rajoy para, se intuye, poder preparar la réplica que mañana pronunciará mañana el líder naranja.

En esta línea, cuando el candidato hizo hecho referencia al empleo y las reformas económicas, se ha podido ver al líder de C’s discutiendo acaloradamente con Juan Carlos Girauta al respecto.

Un enfado que se han transformado en pequeñas risas cuando, de nuevo Rajoy, ha hecho alusión a la necesidad de un ‘Pacto Nacional por la Educación’, que es una de las principales medidas del programa naranja.

La tribuna de invitados, abarrotada

Todos los diputados se encontraban en sus escaños, a excepción de Alfonso Alonso. El que fuera ministro de Sanidad volvió a su antiguo sillón en la bancada tras cesar en su cargo en el Gobierno. También las tribunas superiores -dedicada a invitados, autoridades y periodistas- presentaban el cartel de lleno.

La zona de mandatarios estaba presidida por Pío García Escudero, presidente del Senado. A unos pocos sillones, se ha podido ver a ‘Viri’ (esposa de Mariano Rajoy) junto a Cristina Cifuentes y a Javier Maroto, vicesecretario sectorial del PP

También acudieron a la sesión de investidura los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y  Josep María Álvarez, y el padre Ángel, que lucía su emblemática corbata roja.

Al término del discurso de Mariano Rajoy, la mayoría de los líderes de los partidos han decidido permanecer en el Congreso para preparar con sus equipos sus intervenciones de mañana. La sesión se reabrirá a las 9:00 con la réplica de Pedro Sánchez, secretario del PSOE.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·