Lunes 21/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Primer día del debate de investidura

El discurso de Rajoy allana al PSOE el camino a la abstención

El candidato del PP ha protagonizado una intervención conciliadora y ha abierto la puerta a tres grandes pactos de Estado: pensiones, Educación y financiación autonómica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy ha pedido ayuda al PSOE, en su discurso de investidura, para una legislatura “sólida, duradera y tranquilizadora”. Se ha mostrado conciliador, ha ofrecido grandes acuerdos y ha puesto fecha para abordar la reforma de las pensiones, la educativa, la del mercado laboral y la de financiación autonómica. Ha reconocido que tendrá que ganarse el gobierno “día a día”.

Mariano Rajoy interviene ante el Congreso. Mariano Rajoy interviene ante el Congreso.

Rajoy comenzó recordando que se presenta apenas cinco días antes de que se disuelvan las Cortes. A continuación, alertó de las consecuencias de la parálisis institucional. No obstante, sostiene que España, pese a la situación actual, sigue siendo el país que más crece. Reivindicó que el país “nunca ha estado en funciones”.

Aseguró que esa es la principal razón por la que ha aceptado el encargo del rey, pero no la única. Recordó, en ese sentido, que el PP ha ganado las dos últimas elecciones y que, en la de junio, sacó mas de dos millones de votos al segundo partido. Además, recordó, en referencia a la marcha de Pedro Sánchez, que ha “habido cambios que han mejorado la situación”.

A continuación, reivindicó su idea de Gobierno: "Necesitamos un Gobierno de amplia base parlamentaria que pueda sacar adelante, mediante consenso, las principales reformas legislativas".

Recordó, en ese sentido, que en enero y en agosto ofreció una “gran coalición” con los partidos constitucionalistas. Al no lograrlo, aseveró Rajoy, “se logró un acuerdo con Ciudadanos y Coalición Canaria”, a los que agradeció que hayan actuado “en beneficio de España”.

Sobre su proyecto político, remitió a la Cámara al diario de sesiones de su anterior discurso de investidura y a los acuerdos sellados con Ciudadanos. Además, anunció que su acción de Gobierno se centrará en la creación de empleo.

A continuación, entró de lleno en el problema de las pensiones. Propuso a todos los partidos la convocatoria inmediata de la Comisión del Pacto de Toledo para alcanzar un acuerdo conjunto. Lo mismo anunció con los diferentes agentes sociales.

Reunirá a los presidentes autonómicos

Posteriormente, Rajoy apostó por un pacto educativo y también para la financiación autonómica. Fue en este punto donde el candidato tendió la mano al PSOE, “que gobierna en muchas comunidades autónomas”, y anunció una cumbre de presidentes autonómicos.

A renglón seguido, pasó a abordar el desafío secesionista de Cataluña. Recordó su defensa de la unidad de España y la soberanía nacional. No obstante, aseguró que mantiene su disposición al “diálogo y a la cooperación con la Generalitat de Cataluña”.

Después, habló de la necesidad de aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017 para cumplir con los compromisos adquiridos con Europa.

Antes de terminar, explicó que se guarda el anuncio de proyectos de ley para mañana para dialogarlas con el resto de partidos. A continuación avisó, de cara al resto de formaciones, que “ninguna consideración sobre conveniencias de partido me parece lícita”.

Por último, Rajoy reconoció tener asumido que “cada día tendremos que construir una mayoría para la gobernabilidad”. Aseguró, no obstante, que “no me faltará tiempo para escuchar ni atender las inquietudes” del resto de partidos. Concluyó afirmando: “Si hemos de pagar un precio y aceptar un sacrificio, por ninguna otra causa lo haremos con mayor orgullo que por el bien de España”.

La sesión parlamentaria dejó algunas escenas llamativas en el hemiciclo del Congreso. Sin duda la asistencia de Pedro Sánchez, prácticamente desaparecido desde que su dimisión como líder del PSOE, era uno de los atractivos del día. De hecho, hasta María Dolores de Cospedal dio un codazo al portavoz del PP, Rafael Hernando, para señalarle la entrada de Sánchez.

En las tribunas de invitados se sentaron numerosos líderes políticos que no quisieron perderse el discurso de Rajoy. Por ejemplo, reaparecieron dos ex presidentes autonómicos del PP que perdieron el gobierno hace un año y medio: la aragonesa Luisa Fernanda Rudi y el riojano Pedro Sanz, que se sentaron junto a la vicesecretario popular Andrea Levy. Y en la tribuna reservada a altas autoridades, donde se sentaba el presidente del Senado, 'se coló' un fotógrafo para captar una mejor panorámica del pleno. Pío García-Escudero le saludó sonriente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··