Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un documento interno de los cerebros del Ejército concluye que entre sus futuras prioridades están la lucha contra las drogas, los ‘sin papeles’ y las mafias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) del Ejército de Tierra ha elaborado un documento interno en el que indica que entre las prioridades futuras de las Fuerzas Armadas están las misiones destinadas a la lucha contra el narcotráfico, las mafias y los sin papeles.

El MADOC es el órgano del Apoyo a la Fuerza del Ejército de Tierra responsable de la dirección, inspección, coordinación e investigación en materias de doctrina, orgánica, materiales, enseñanza y sistemas de instrucción, adiestramiento y evaluación para su aplicación al combate. Asesora al Jefe del Estado Mayor del Ejército en estas materias. Ostenta también la representación de las Armas y Cuerpos y le corresponde, asimismo, la administración de los recursos financieros que tenga asignados.

Según el texto al que ha tenido acceso El Confidencial Digital sobre la configuración de la fuerza y las capacidades futuras, el MADOC señala que “la primera misión no es otra que la de impedir cualquier tipo de agresión y, si fuera necesario, responder a ella”. Se trata de una “óptica defensiva” en la que los Ejércitos “deben poder proyectar una capacidad de disuasión tal sobre cualquier potencial agresor, que le persuada a éste de una posible acción de ataque por su parte, o, si ésta se produjera, tener la capacidad de poder repeler la agresión”.

La segunda tarea prioritaria es “la contribución a la paz y estabilidad internacionales” porque “nuestra seguridad no depende exclusivamente de nuestro entorno inmediato, sino que depende tanto de la seguridad europea como de la mundial”. Y se añade: “De ahí el compromiso español con organizaciones de defensa regionales, como la Alianza Atlántica, su decidida apuesta por la política de defensa y seguridad multinacionales”.

La tercera misión es “contribuir junto a otras instituciones del Estado y las Administraciones Públicas a preservar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos”. El objetivo es “contribuir en situaciones de emergencia civil producidas por catástrofes naturales o humanas, a tratar de paliar éstas realizando determinadas tareas que se consideren apropiadas a sus posibilidades de actuación”.

Además, el mismo estudio concluye que, “en el futuro, las Fuerzas Armadas comprometerán cada vez más su potencial a misiones de apoyo a la lucha contra el narcotráfico, crimen organizado, apoyo al mantenimiento del orden público o su contribución a la regulación de los movimientos migratorios no deseados”.

El motivo por el que los expertos añaden en el apartado del documento dedicado a las “Misiones de las Fuerzas Armadas” este texto final se debe a que “la organización de su estructura, su preparación, sus medios y su manera de proceder, son idóneas para actuar en determinadas intervenciones, aunque éstas no sean propiamente dichas sus tareas específicas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··