Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El efecto sorpresa de la bajada de sueldo de los funcionarios: cobrarán un 2% más en las nóminas de aquí a final de año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La supresión de la paga extra de Navidad para los funcionarios también supone un coste para las arcas públicas de aquí a finales de año. Al disminuir las retribuciones anuales de los trabajadores públicos, el Gobierno se ha visto obligado a reducirles el IRPF hasta un dos por ciento desde septiembre a diciembre.

Según ha sabido El Confidencial Digital, los funcionarios han recibido en la última nómina, correspondiente al mes de septiembre, un sueldo superior al del resto del año, al habérsele aplicado un descenso del IRPF calculando la nueva retribución total que recibirán los empleados públicos sin la extra de Navidad.

Voces autorizadas de la Agencia Tributaria, a las que ha tenido acceso este diario, explican que la supresión de esa paga “supone una disminución de las retribuciones anuales previsibles”, por lo que “es una causa de regularización de las retenciones a practicar a los funcionarios”.

Para aplicar el nuevo IRPF, “se vuelve a calcular nuevamente el importe de las retenciones anuales totales. Esta cantidad se reduce en el importe de las retenciones anteriormente practicadas, hallándose una diferencia que es el importe de las retenciones pendientes de practicar”.

Esa diferencia “se divide entre el importe de las retribuciones que el funcionario va a cobrar hasta fin de año obteniéndose el tipo de retención de aquí a fin de año”. Este tipo de retención puede sufrir redondeos y minoraciones, como la deducción en vivienda, que determinan el tipo final a aplicar.

Las fuentes consultadas por ECD explican que la variación de la retención depende de factores como las retenciones anteriormente practicadas, las cantidades pendientes de cobrar, y el redondeo del tipo de retención.

Esta variación ha podido llegar, en algunos casos, “hasta los dos puntos”. Para los sindicatos de los empleados públicos, CSIF y USO, “la rebaja más habitual en esta primera nómina con el nuevo IRPF ha sido la del 1 por ciento”.

Teniendo en cuenta el salario medio de los empleados públicos, unos 1.200-1.300 euros, “los funcionarios recibirán entre 20 y 30 euros más al mes”, apuntan desde CSIF.

El Gobierno no contempla pagar los 44 días de la paga que reclaman los funcionarios

En el cálculo de la retribución anual que recibirán los sindicatos, “se ha restado la totalidad de la paga de Navidad” ya que, según apuntan desde la Agencia Tributaria, “no se contempla pagar ningún tipo de proporción de esa extra, ya que ha sido suprimida”.

Tal y como se contó en estas páginas¸ los funcionarios exigen que se les abone 44 días de dicha paga, cuyo derecho de cobro se inicia el 1 de junio y el decreto que la eliminó entró en vigor el 14 de julio, y ya están presentando reclamaciones individuales en las diferentes administraciones para cobras dicha proporción.

Sin embargo, desde el Gobierno aseguran que la supresión de la extra de Navidad “no es como una rebaja de sueldo, donde pueden entrar en juego debates técnicos sobre el momento de devengo del impuesto. En este caso la norma dice que se suprime la paga de Navidad de 2012”, por lo que se descarta el pago de una proporción de la misma.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··