Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El caso de los empresarios españoles que perdieron 30 millones de euros en Marruecos llega a Bruselas. Construyeron más de 1.000 viviendas y fueron obligados a abandonar el país

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los empresarios españoles que sufrieron presiones y acoso en Marruecos han presentado a altos funcionarios de Bruselas las pruebas del conflicto. La Unión Europea podría tomar medidas diplomáticas. Las pérdidas ascienden a 30 millones de euros.

La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos ha presentado una serie de documentos en Bruselas con tal de demostrar la participación del gobierno marroquí en el grupo inmobiliario que realizaba “expropiaciones encubiertas”, según sus testimonios, a empresas españolas que habían sido contratadas para trabajar en el país africano.

Las compañías Torreblanca Maroc S.A.R.L., Rodrima Construction S.A.R.L. y Formarroc S.A.R.L. han perdido unos 30 millones de euros tras haber construido más de 1.000 viviendas en Marruecos, según explicó el presidente de la Asociación, Francisco de Arratia, a El Confidencial Digital.

Las tres empresas acordaron con el grupo inmobiliario Addoha Immolog construir más de 1.000 viviendas repartidas entre Tánger (Torreblanca y Rodrima) y Salé (Formarroc) en 2010. Un año después de que comenzasen las obras, fueron obligados a abandonar los edificios en construcción por la fuerza, perdiendo toda la maquinaría, herramientas y pertenencias allí presentes.

Según De Arratia, los edificios se encontraban al 80 por ciento de su finalización y no existía ningún procedimiento ni orden judicial. El motivo de su desalojo violento fue que habían incumplido los plazos de construcción firmados en el contrato con Addoha Immolog, sin embargo, los empresarios españoles alegan que, por un lado, la compañía marroquí no pagaba al día y, por otro, que no proveía los materiales que se había comprometido a suministrar.

Las pruebas documentales ya están en Bruselas

Los gerentes de Torreblanca y Rodrima, Rodrigo Rodríguez y Manuel Dueñas Borrego, han entregado en persona las pruebas que les solicitó el Comisario Europeo de Ampliación y Política de Vecindad, Stefan Füle.

Los documentos presentados ante la Unión Europea son:

Entramado Empresarial del Estado de Marruecos en la empresa Addoha Immolog Contrato entre Immolog y Torreblanca Permiso de construcción por parte de Immolog a Torreblanca Cartas de pago de Immolog a Torreblanca Detalle de las extorsiones a Torreblanca De demostrarse que Addoha Immolog, quien expulsó a las empresas españolas de sus obras alegando que habían incumplido el contrato, pertenece en parte al gobierno de Marruecos, la Unión Europea podría intervenir en el conflicto y tomar medidas diplomáticas.

El objetivo de los empresarios españoles afectados, según cuenta el propio De Arratia, es que el ejecutivo de Mariano Rajoy, o la Unión Europea en su defecto, pregunte al gobierno de Marruecos si la expulsión de estas compañías se produjo dentro del marco legal y si existía una orden judicial para ello el día de autos. De lo contrario, la constitución marroquí impide la entrada en cualquier propiedad privada.

Sin noticias de la Casa Real

Hace una semana, la Asociación de Afectados envió una carta al Secretario General de la Casa Real, Alfonso Sanz Portolés, para solicitar una Audiencia con el Rey Don Juan Carlos con motivo de su próximo viaje a Marruecos el día 15 de julio.

A pesar de que los empresarios tenían la esperanza de que el monarca pudiera dialogar con el Rey Mohammed V sobre este caso, desde la Casa Real se le ha hecho saber a la Asociación que es prácticamente imposible concertar una audiencia en estas fechas.

Un largo camino hasta Europa

El Confidencial Autonómico recogió en marzo el testimonio de los empresarios españoles, quienes contaban que, a pesar de denunciar los hechos desde 2010, ninguna responsabilidad política “ha dado la cara” por ellos.

Fue Izaskun Bilbao Barandica, eurodiputada del PNV en el Parlamento Europeo, quien presentó una serie de preguntas en Bruselas sobre el conflicto en septiembre de 2012. Stefan Füle se interesó por el suceso y Dirk Buda, responsable de la División del Magreb en el Servicio Europeo de Acción Exterior, solicitó una reunión con la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos en diciembre de 2012.

El pasado febrero, sin embargo, Sofía Muñoz Albarrán, jefa adjunta de Relaciones Comerciales entre Euromed y Oriente Medio, respondió anulando el encuentro ya que, según su escrito, el asunto no era competencia de la Unión Europea.

El viceministro de Asuntos Exteriores marroquí, Youssef Amrani, reconoció en abril las extorsiones sufridas por los empresarios españoles y aseguró que los responsables serían “castigados”, ya que era un hecho “inaceptable”.

Tras presentar una queja formal desde el representante de la Unión Europea en Madrid, la Asociación de Afectados volvió a contactar con el comisario Stefan Füle, quien les pidió las pruebas que la Asociación les ha remitido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··