Miércoles 18/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La ‘lideresa’ abandonó la política hace cuatro meses

Así es la vida de jubilada de Esperanza Aguirre: nietos y golf

Viaja por España para participar en torneos y se encarga habitualmente de recoger a los niños a la salida del colegio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esperanza Aguirre no se aburre en su nueva vida de jubilada. Cuatro meses después de abandonar la política, tras el encarcelamiento de Ignacio González y su retirada pública, está aprovechando para viajar por España, de torneo en torneo de golf, y para pasar buena parte de las tardes con sus nietos.

Esperanza Aguirre. Esperanza Aguirre.

Aguirre se vio forzada a renunciar a la portavocía del PP en el Ayuntamiento de Madrid a finales de abril. La gran incógnita era entonces conocer cómo iba a afrontar esa jubilación forzosa. No sería la primera, tras alguna renuncia anterior, pero esta tiene visos de ser la definitiva.

En su entorno reconocen a El Confidencial Digital que su marido, Fernando Martínez de Haro, y especialmente sus hijos, recibieron con “alivio” su retirada. Llevaban tiempo pidiéndole que dejase la primera línea.

Pero admitían también una enorme inquietud: que Esperanza sintiese un “gran vacío” sin la política. Ahora, cuatro meses después, aseguran que “se ha adaptado perfectamente a su nueva vida” después de casi 40 años dedicada a la política.

Se desvive con sus seis nietos

En este momento, “la mayor debilidad de Esperanza son sus nietos”, explican desde su entorno. La mayor tiene siete años y el menor apenas uno.

Su hijo Fernando, de 41 años, marqués de Villanueva de Duero, es ejecutivo de Aguirre Newman. Está casado con Carolina Oriol y es padre de tres hijos.

Álvaro, de 37, conde de Villariezo, ha heredado la pasión por la política de Aguirre. Fue asesor de Jaime García Legaz en la Secretaría de Estado de Comercio, aunque ahora trabaja en el bufete Pérez Llorca. Casado con Astrid Tahms, es también padre de tres hijos.

Uno de los momentos del día más esperados por Esperanza llega a media tarde. Ha tomado como rutina ir a recoger a los niños a la salida del colegio. Si la ‘lideresa’ se encuentra en Madrid, se ofrece a sus hijos con frecuencia para llevar a cabo este cometido. “Se le cae la baba viendo merendar a los pequeños”, aseguran sus más allegados.

Viajes por España a torneos de golf

Otro de los eventos que ocupa un espacio preferente en la agenda de Esperanza Aguirre es el golf. Este deporte viene siendo su válvula de escape en momentos de crisis y su espacio de relajación durante las etapas en las que la vida le ha pedido darse un respiro.

Ahora, la ‘lideresa’ se escapa muchos días a jugar al complejo deportivo de Puerta de Hierro, uno de los clubs más exclusivos de Madrid, del que su marido es presidente. Pero también aprovecha su jubilación para viajar por España y participar en distintos torneos, que suelen celebrarse los fines de semana.

Largas estancias en Guadalajara

Según fuentes de su entorno consultadas por ECD, el matrimonio se escapa frecuentemente a una finca familiar en Guadalajara. Pero también se está convirtiendo ya en algo habitual que Esperanza y su marido pasen allí estancias cada vez más largas. A ambos les encanta el campo y pasear. 

Además de Guadalajara, Aguirre disfruta de sus vacaciones en las dos puntas de España. Parte de su verano lo pasa en Sotogrande, donde su madre, Piedad Gil de Biedma, posee una propiedad.

El resto de la época estival se relaja en la localidad asturiana de Pravia, donde su familia política es propietaria de varias haciendas. Su suegra posee una de las construcciones solariegas con más arraigo de la villa, en pleno centro del concejo.

Allí dedica tiempo a otra de sus grandes aficiones: acudir a corridas de toros en Gijón. También aprovecha esas escapadas para jugar al golf en el campo de Los Balagares.

Este verano, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha querido repetir la experiencia que vivió hace ya unos años y ha recorrido parte del Camino de Santiago. Después, se ha relajado en La Toja, donde tambien ha practicado su deporte favorito.

Ofertas para tertulias y conferencias

Sus más allegados revelan también que Aguirre ha recibido varias propuestas para escribir libros, artículos en prensa y dar conferencias. Por ahora, aseguran que prefiere mantenerse totalmente al margen de la vida pública.

Otra de las opciones que baraja es participar como colaboradora en alguna tertulia de radio o televisión, “a lo Margallo” explican. También le ha llegado alguna oferta en este sentido. “Se la rifan porque habla muy clarito, y ahora que no tiene cargos, puede hacerlosin pelos en la lengua”.

De momento, se lo está pensando. Tomará una decisión a la vuelta del verano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··