Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ex president comparece ante el juez en Bruselas

El primer ministro de Bélgica garantiza a Rajoy que no volverá a enredar con Puigdemont

Exteriores ha recibido el mensaje de que el mandatario belga no volverá a exigir un diálogo entre España y Cataluña. Pretende evitar una crisis interna

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont y los cuatro ex consejeros que todavía permanecen en Bruselas junto a él, comparecerán este viernes ante el juez en la Cámara del Consejo belga que decidirá sobre su extradición. Lo harán en medio de una nueva polémica de España con la Justicia de Bélgica, que ha pedido a Interior información sobre las cárceles españolas.

Charles Michel y Mariano Rajoy. Charles Michel y Mariano Rajoy.

En el Gobierno, explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Moncloa, están “tranquilos” pese al “insulto” -en palabras de Zoido- de la Fiscalía belga a España. Rajoy y sus colaboradores más próximos consideran que cuestiones como la de preguntar por las cárceles“están dentro del ámbito de la Justicia” y no van a tener consecuencias políticas.

Esa postura del Ejecutivo también tiene que ver con el “mensaje de tranquilidad” que ha transmitido el primer ministro belga, Charles Michel, a Mariano Rajoy en “fechas recientes”. El mandatario de Bélgica, que ya hablí directamente con el presidente español, también ha empleado a su ministro de Exteriores para calmar las tensiones existentes entre los dos países hace apenas unas semanas.

No le conviene una nueva crisis interna”

Así, altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores confirman a ECD que el ministro Dastis conversó recientemente con su homólogo belga, Didier Reynders, y que éste le transmitió, en nombre de Michel, que el Gobierno de Bélgica no va a volver a opinar sobre la situación de Cataluña.

En ese sentido, las fuentes consultadas confirman que desde Bruselas “no van a enredar más” con Carles Puigdemont y, además, “tampoco volverán a pedir, como a principios dde mes, un diálogo entre España y Cataluña”.

De hecho, hace apenas unos días, Reynders realizó unas declaraciones a la RTL belga, lamentando que miembros de su Gobierno estuvieran “haciendo comentarios” sobre el tema catalán y advirtió de que “el alboroto sobre este asunto excede los límites” de Bélgica.

Desde Moncloa consideran que esta nueva estrategia del primer ministro belga, y también del titular de Exteriores, responde a la “crisis interna” que ha padecido el Gobierno de Bélgica tras la llegada de Puigdemont. En ese sentido, en el Ejecutivo aseguran que Michel “no quiere más líos” y, por tanto, “ha dado la orden de mantenerse callados”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··