Jueves 19/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

También quieren intervenir puertos deportivos y hoteles

La nacionalización de Port Aventura que defiende la CUP pondría en riesgo 8.000 empleos

El parque temático tiene más de 3.000 contratados propios. Los negocios generados alrededor dan trabajo a otras 5.000 personas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La asociación independentista Arrán, considerada como las Juventudes de la CUP, ha decidido ir a más en su estrategia de “turismofobia”. Después de las acciones reivindicativas en las calles y en puntos de gran concentración turística, han puesto su objetivo en Port Aventura, puertos deportivos y hoteles, que pretenden “nacionalizar”.


Port Aventura. Port Aventura.

Los responsables de Arran han emitido un comunicado en el que piden medidas contundentes para cambiar el actual modelo turístico en Cataluña hacia uno más sostenible de forma ecológica y social.

Para eso reclaman parar la emisión de licencias de actividad de hoteles y empresas vinculadas al turismo; mejorar las condiciones laborales de los trabajadores; subir los impuestos a las empresas turísticas y destinar lo recaudado para diversificar la economía; prohibir los pisos turísticos, regular el precio de la vivienda y adquirir un amplio parque público y expropiar las principales empresas y “activos turísticos” en Cataluña.

Es en este último apartado en el que las denominadas “Juventudes de la CUP” señalan sis próximos objetivos, entre los que citan a los puertos deportivos, hoteles como el Vela o el Arenas y Port Aventura. Tres negocios que, de nacionalizarse, “pondrían el beneficio económico que generan al servicio de toda la población”.

8.000 puestos de trabajo, en peligro

La propuesta de Arran ha sido rechazada entre el empresariado catalán, entre otras cosas, por presentarse “sin criterio” y por las “nefastas consecuencias económicas” que tendrían para la región y algunas compañías.

En el caso de Port Aventura, las fuentes consultadas por El Confidencial Digital muestran datos reveladores sobre el posible impacto económico. Y el más llamativo de ellos tiene que ver con los puestos de trabajo que estarían en peligro.

En cualquier proceso de nacionalización, como pasa cuando una empresa es absorbida por otra, se produce una reestructuración de plantilla que ni un organismo público, en este caso la Generalitat, podría impedir. Una circunstancia que pondría en jaque a un amplio porcentaje de los 8.000 trabajadores que tienen empleo estable gracias a Port Aventura.

El parque temático es el primer generador de empleo de Tarragona, con un total de 3.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos, según datos aportados por la propia compañía hace exactamente un año.

Las cifras, explican las fuentes consultadas, serán mayores ahora, ya que con la inauguración de Ferrari Land se calculaba un incremento de esta cifra en 150 personas más.

Ese nuevo proyecto, además, supuso la inversión de 100 millones de euros, que debería abonar la Generalitat si nacionaliza el parque temático. Un desembolso que, necesariamente, se cubriría en parte con el despido de trabajadores.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··