Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

‘Tengo una pregunta para usted’. Rajoy, de menos a más, muy suelto en economía y antiterrorismo, tambaleante en política social, con la mirada puesta en las Europeas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy preparó muy a fondo su segunda intervención en ‘Tengo una pregunta para usted’, retirándose de la actividad pública durante el fin de semana y el mismo lunes. En el programa de TVE, fue de menos a más.

Así se resume la intervención de Mariano Rajoy en la noche de ayer ante preguntas de los ciudadanos en el programa de la cadena pública:

-- El papel del moderador, Lorenzo Milá, no mereció ningún reproche pues se atuvo a dar las indicaciones mínimas al público –ser breve en las preguntas, acercarse el micrófono- sin hacer ninguna glosa extemporánea. En el programa, de hora y media de duración, hubo tiempo para treinta y tres intervenciones de ciudadanos y casi cincuenta preguntas.

-- A Rajoy se le ha visto mejor ante el público que en su cara a cara preelectoral de 2008 con Rodríguez Zapatero. Aplomado, ayudándose de un bolígrafo para la expresividad de las manos, mirando a los ojos y dirigiéndose por su nombre a quien le preguntaba, en alguna ocasión ha mostrado una cierta brusquedad de formas pero ha dejado tiempo siempre para que cada ciudadano terminara su intervención.

-- Con todo, Rajoy se ha mostrado más suelto en temas económicos y de política antiterrorista, dando muestras de una preparación intensa. En temas sociales, ante todo aborto e investigación con células madre pero también inmigración y desempleo, Rajoy se ha mostrado más tambaleante.

-- Rajoy ha sido especialmente enfático en las cuestiones de educación. Cabe recordar que este tema sólo ha merecido una pregunta y que, en la última aparición de Rodríguez Zapatero en este programa, no mereció ninguna.

-- Aun cuando la palabra “crisis” apareciera ya en el primer minuto del programa, Rajoy ha dejado clara su postura de no ir al plató a criticar al Gobierno. Así, al margen de un tono sin insistencias críticas y con ribetes de conciliación, Rajoy ha querido proyectarse de cara al futuro como candidato viable, con sensatez y soluciones.

-- En este sentido, son especialmente elocuentes sus referencias –a propósito de la agricultura y de temas económicos- a la Unión Europea, aprovechando de modo implícito para resaltar su importancia de cara a la próxima cita electoral.

-- Los rasgos conciliadores de Rajoy han sido abundantes, más allá de la referencia a que “González y Aznar fueron buenos presidentes”. El líder de la oposición ha confirmado la viabilidad de nuestro sistema financiero, ha mostrado su apoyo al Gobierno en lo que respecta a bancos y cajas, ha aprovechado para exaltar el pacto PP-PSE en el País Vasco y ha hablado de las propuestas parlamentarias en materia de crisis económicas presentadas por el grupo popular.

-- Ha causado sorpresa la insistencia en las preguntas sobre política interna del PP, desde su propio liderato (“si piensa ganar las elecciones por aburrimiento o si espera un milagro”) hasta reproches por el 11-M, el Yak-42, la supuesta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid o el caso Correa.

-- Ha sido justamente estas preguntas las que más han hecho dudar al presidente del PP, junto a otras cuestiones en torno a asuntos tan polémicos como el aborto o la investigación con células madre embrionarias. Así, el punto emotivo de la noche estuvo en la intervención de María Pérez Sánchez, joven pensionista en silla de ruedas, cuya pregunta forzó a un Rajoy evidentemente apurado a aclarar la posición de su partido ante el aborto, no ya ante la reforma de la legislación actual sobre la materia. Rajoy recordó que, ante la existencia de embriones congelados en España, fue su propio partido el que permitíó su uso para la investigación.

-- Rajoy hizo guiños al electorado catalán –le dijo “bona nit” a una mujer de Caldes de Montbui- y al andaluz, claves para cualquier victoria electoral. A una ciudadana jiennense que le preguntó qué podía hacer por su provincia, Rajoy le contestó con un amplio alardes de conocimientos históricos y geográficos sobre Jaén, y se comprometió a ir a Martos si se le mantenía la invitación recién hecha.

-- Precisamente la invitación a Martos y, después, la mención del nombre de Esperanza Aguirre, fueron los dos momentos del programa en que hubo mayor distensión, con buena parte del público aplaudiendo.

-- El líder del PP ha planteado, pues, un debate muy cercano, en un lenguaje que pudiera entender todo el mundo, con un uso constante de la anécdota personal para ilustrar los distintos temas, alejado voluntariamente de la imagen de crispación, con énfasis en la eficacia gestora que se le atribuye al PP y con una voluntad de cercanía manifestada, por ejemplo, en su alusión a viajes y reuniones con distintos sectores de la sociedad civil, y su insistencia en aportar confianza a pymes y autónomos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·