Jueves 19/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los cambios en las vacaciones presidenciales de Rajoy. Paseos en lugar de bicicleta, madrugones para simplificar la seguridad, sin corrida de toros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son las primeras vacaciones veraniegas de Mariano Rajoy desde que es presidente. El jefe del Ejecutivo ha vuelto a elegir Galicia para descansar junto a su familia, pero su nueva condición le ha obligado a modificar algunas de las actividades que ha realizado otros años. La seguridad es lo principal.

No habrá paseo en barco. Tampoco pesca. Ni siquiera chapuzón matutino en Sanxenxo. Los Rajoy Fernández han cambiado radicalmente su rutina durante las vacaciones estivales aconsejados por el equipo de seguridad de presidencia del Gobierno.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, estos son los cambios en el descanso veraniego del presidente:

-- Lugar de alojamiento. El piso de Sanxenxo propiedad de Viri Fernández al que solían acudir todos los veranos, y que está situado justo encima de una famosa marisquería, se encuentra vacío. El presidente, su mujer y sus hijos han optado por desplazarse a una finca cercana, propiedad de unos conocidos y desde donde el dispositivos de seguridad es más sencillo.

-- Playa. La actividad diaria de Rajoy también es diferente este año. Si hasta el verano pasado se le pudo ver accediendo a la playa para darse un baño por la mañana, este mes de agosto ha suprimido su costumbre habitual.

-- A píe. Rajoy acostumbraba a practicar en Galicia su deporte favorito: el ciclismo. Ahora, en cambio, lo ha cambiado por paseos y pequeñas carreras. El motivo es que el dispositivo de seguridad en bicicleta es más complicado de realizar.

-- Madrugones. Para salir a practicar deporte, Rajoy ha optado por hacerlo por la mañana. Temprano, para simplificar la seguridad y los bullicios, el presidente suele recorrer los parajes cercanos a su lugar de veraneo.

-- Nada de pesca. Durante los pasados veranos, Rajoy solía subirse a bordo del barco de un amigo para practicar la pesca en las rías gallegas. Este año ha suprimido esta costumbre.

-- Toros y monasterio. El presidente del Gobierno tampoco ha acudido este año a la corrida de toros de La Peregrina, en Pontevedra. Sí era habitual encontrarle en el graderío la primera semana de agosto. Rajoy también ha suprimido su visita habitual a un monasterio cercano a Sanxenxo, tal y como ha hecho otros veranos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··