Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Hemos pasado de la ilusión a la depresión”

Un problema más para Pablo Iglesias: las bases de Podemos están desmoralizadas

A las divisiones, a la movilización de los “errejonistas”, se suma el desánimo en la militancia: inactividad de los círculos, falta de participación en las consultas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Podemos, cuyos promotores se propusieron no ser como las otras fuerzas políticas, es decir, los partidos tradicionales, está sufriendo sus mismas dificultades, con la aparición de enfrentamientos internos entre los líderes y la formación de corrientes, como Adelante Podemos, en Madrid, promovida por el “errejonismo”. Pero no es el único problema que tiene que afrontar Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias en el debate de investidura. Pablo Iglesias.

La cuestión que más inquieta al líder del partido es la situación de profundo desánimo que existe ahora entre la militancia. “En un año hemos pasado de la ilusión de gobernar a la depresión más absoluta”, afirma un dirigente nacional de Podemos.

La cúpula del partido atribuye el bajón a los decepcionantes resultados alcanzados en las segundas elecciones, las generales de junio, una caída que, a su vez,  atribuyen a la serie de decisiones que se tomaron desde los comicios del 20-D.

La misma fuente, consultada por El Confidencial Digital, explica: “El periodo que hubo desde las primeras a las segundas elecciones mató a Podemos”.

Inactividad de los círculos, falta de participación

Una de las manifestaciones del bajón anímico es la desmovilización de los círculos y la escasa participación en las consultas internas, dos datos que preocupan mucho a la ejecutiva nacional presidida por Pablo Iglesias.

Ponen como ejemplo lo ocurrido en las primarias celebradas en el País Vasco, donde se batió el récord de baja participación.

También han comprobado que muchas de las actividades y actos que promueve Podemos ya no llaman la atención de los votantes ni despiertan interés, al contrario de lo que ocurría al principio.

Un ejemplo claro se ha vivido, por ejemplo, en Sevilla. Según el relato del citado dirigente, “en apenas unos meses invitamos a Vicenç Navarro a dar dos conferencias. La primera, en la universidad, se abarrotó, y hasta hubo que instalar un circuito cerrado de televisión para que pudieran seguirla los asistentes, tal fue la expectación que despertó. La segunda vez, en el Teatro Duque, apenas congregó a 80 personas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··