Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Neus Munté negó que se hubieran entrevistado

“Hemos hecho el ridículo”. Marejada contra Puigdemont tras el encuentro con Rajoy

Cargos de Convergència le echan en cara haber ocultado la reunión y dejarles salir en público a desmentirla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont atraviesa su momento más delicado al frente de la Generalitat desde que asumió el cargo, en enero del año pasado. La noticia de La Vanguardia confirmando su reunión con Rajoy no solo le ha dejado como un mentiroso, sino que ha puesto a sus máximos colaboradores en su contra.

Carles Puigdemont. Carles Puigdemont.

“No hay una falta de voluntad, también quiero ser honesto, por parte del presidente Rajoy, de encontrarse conmigo. Nos reuniremos, es cuestión de encontrar la fecha. Es perfectamente posible que sea antes de que termine enero”. Estas palabras fueron pronunciadas por Carles Puigdemont, al ser preguntado por la negociación Gobierno-Generalitat, el pasado 12 de enero.

Un discurso, realizado durante una entrevista concedida a Catalunya Radio, que se producía apenas 24 horas después de una reunión reservada entre él y Rajoy en La Moncloa, y de la que no se supo nada hasta ayer miércoles, después de que lo desvelara La Vanguardia.

La información del diario catalán ha dejado al president como un mentiroso. Pero este no es el único problema para Puigdemont. Tal y como ha podido constatar El Confidencial Digital, cargos del gobierno de Junts pel Sí y de Convergència se han levantado contra él por engañarles y dejarles, además, en evidencia ante los medios: desmintieron un encuentro que sí se produjo.

Hemos hecho el ridículo”

Los miembros del Govern y de la antigua CDC consultados por este diario culpan a Puigdemont de haber provocado que “hiciéramos el ridículo”. Efectivamente, algunos de ellos, siguiendo las tesis del president, declararon públicamente que el Gobierno no quería negociar y que, de hecho, no había habido contactos.

Las mismas fuentes afirman que “él puede mentir conscientemente, pero lo imperdonable es que haya permitido que mintamos por él sin informarnos de nada”. Una circunstancia, añaden, que ha provocado que “no solo él, sino los demás, hayamos perdido una credibilidad que nos habíamos ganado ante los ciudadanos y los medios”.

La estrategia de Puigdemont, añaden, ha hecho que “ya no parezcamos de fiar”, ni los componentes del Govern, ni de la cúpula de Convergència -ahora rebautizada como Partido Demócrata Catalán. Un lastre, añaden, que pone en peligro todos los proyectos del ejecutivo autonómico, incluido el referéndum independentista.

Neus Munté, indignada con Puigdemont

El enfado entre cargos de la Generalitat y del PdCat es mayúsculo, pero no es comparable al que en estos momentos tiene Neus Munté, consejera de Presidencia del gobierno catalán.

Munté, número dos de Puigdemont y -al menos en teoría- persona de su máxima confianza, no fue informada por el president de su reunión con Rajoy, “ni después de que se produjera ni tampoco este fin de semana”, cuando el Gobierno afirmó que había contactos “al más alto nivel”.

Ese silencio de Puigdemont con su mano derecha provocó que Munté, después de la reunión del Consejo Ejecutivo del Govern, compareciera el lunes ante los medios, solo unas horas antes de publicarse la noticia de La Vanguardia, para volver a desmentir la reunión con Rajoy: Reuniones para hablar y negociar son las que pedimos nosotros, sin respuesta por el otro lado”, aseguró.

Ayer martes, una vez conocida la información de La Vangurdia, “Neus montó en cólera”, explican cargos de la Generalitat. Las mismas fuentes añaden que “se ha enfrentado a Puigdemont” y que el futuro de la consejera de Presidencia no está nada claro: “Muchos dan por hecho que va a dimitir después de lo ocurrido”.

La reacción de Rajoy y Junqueras

La estrategia de Carles Puigdemont a la hora de tratar su reunión reservada con Rajoy contrasta con la que han tenido el presidente del Gobierno y Oriol Junqueras, uno de los pocos a los que el jefe del Ejecutivo catalán confirmó el encuentro.

Así, afirman desde la Generalitat, “Rajoy no tuvo problemas en informar de la reunión a Enric Millo y a Javier Fernández, que a su vez se lo contó a Miquel Iceta”. Por ese motivo, añaden estas fuentes, “ambos han asegurado tajantemente que existió el encuentro mientras nosotros mismos lo negábamos”.

Junqueras, por su parte, ha mantenido oculta la reunión. Como Puigdemont. No obstante, a diferencia del president, no dio instrucción alguna a nadie de su equipo para que desmintiera el encuentro ante los medios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·