Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El presidente cerró este martes la ronda de contactos con los líderes políticos

Los secretos de las reuniones de Rajoy para formar el frente contra el independentismo

Moncloa propuso que fueran privadas, Pedro Sánchez exigió hacerlas públicas, se planificó un “trato preferencial” a Albert Rivera, Pablo Iglesias y Errejón “corretearon como niños”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La idea inicial del Gobierno era un acuerdo bilateral, solo con el PSOE de Pedro Sánchez. Se le planteó a Ferraz, de hecho, como un frente común de los dos principales partidos contra el órdago independentista catalán, fraguado en un contacto discreto y sin publicidad, en el Palacio de La Moncloa.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez conversan en los jardines de La Moncloa. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez conversan en los jardines de La Moncloa.

El Confidencial Digital ha tenido acceso, a través de personas directamente involucradas en la organización de estas reuniones, a algunos detalles que han rodeado a estas citas que se han celebrado en la última semana.

Pedro Sánchez propuso hacerlas públicas

En el transcurso del encuentro Rajoy-Sánchez, el planteamiento inicial dio un giro inesperado. El líder del PSOE propuso al presidente ampliar todo lo posible el tipo de colectivos y entidades implicadas en la respuesta al desafío soberanista catalán.

Y le aconsejó que, si decidía citar a nuevos interlocutores, era inevitable hacer públicos estos contactos. Tenía en cuenta que, tarde o temprano, las reuniones acabarían trascendiendo a la opinión pública y las críticas por la falta de transparencia no se harían esperar. Al jefe del Ejecutivo le pareció oportuna esa consideración.

Pedro Sánchez había acudido a La Moncloa sin ninguno de sus asesores. Por ello, el secretario general del PSOE se vió obligado a improvisar una respuesta en ese mismo momento. No tenía un discurso preparado: no entraba en sus planes comparecer ante los medios de comunicación tras la reunión con Rajoy porque el Gobierno la había planteado como “secreta”.

La solución que propuso entonces Sánchez fue distribuir a los medios la foto que apareció al día siguiente en las portadas de todos los periódicos. Aparecía en una instantánea en las escalinatas del complejo junto a Rajoy. Ambos estuvieron de acuerdo en lanzar esa “imagen de unidad”, en lugar de convocar una rueda de prensa conjunta.

Consejo a Rajoy: reservar un paseo con Rivera

Fuentes con acceso al Palacio de La Moncloa explican también a ECD que los asesores de Rajoy diseñaron con “especial mimo” la reunión con Albert Rivera. Se perseguía un encuentro “especialmente cordial”. Era su primera visita al complejo presidencial y se quiso cuidar hasta el último detalle.

El objetivo era cambiar radicalmente la actitud que el Gobierno venía adoptando hasta ahora con Ciudadanos. Era el momento de “realizar guiños y de tener un gesto con él”. Pero lo más importante era hacérselo visible a él expresamente, y no a la opinión pública. Que fundamentalmente el propio Rivera valorara ese tratamiento.

De esta manera, Rajoy reservó al líder de Ciudadanos uno de los tratos preferenciales que otorga a los invitados más ilustres que visitan La Moncloa: un paseo por la zona boscosa del complejo, aunque no existen imágenes de ese momento.

Solo a unos pocos elegidos, durante esta última legisltura, el jefe del Ejecutivo ha ofrecido esa oportunidad: los miembros del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC); el presidente de Perú, Ollanta Humala; de Colombia, Juan Manuel Santos, el presidente del Consejo Europeo,Donald Tusk; la mujer del opositor venezolano Leopoldo López, el ex presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso...

El equipo de confianza de Rajoy le convenció para esta “medida de excepción” con el argumento de que Rivera es el único socio que podrá tener tras las elecciones del 20 de diciembre. “Si no te lo ganas, no vas a gobernar”, le transmitieron.

Consideran que podría convertirse en el mejor aliado de cara a un futuro Gobierno. Incluso el único: dan por descontado que un pacto con Pedro Sánchez será imposible.

Pablo Iglesias y Errejon “correteando como niños”

En La Moncloa tampoco pasó inadvertido como Pablo Iglesias e Iñigo Errejón “correteaban como niños” por el complejo. Les acompañó también Irene Montero. Los tres dirigentes de Podemos no desaprovecharon la oportunidad para sacarse numerosas fotografías.

Muchas de ellas quisieron compartirlas en sus perfiles en las redes sociales, donde además fueron relatando con detalle su primera visita al presidente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·