Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Si metemos soldados en los barcos, ¿quién da la orden de disparar?” Los dilemas de Chacón en la crisis de los pesqueros vascos en Somalia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En plena crisis de los pesqueros vascos en Somalia, con el Alakrana en poder de los piratas, el Gobierno sigue sin tener clara la opción de embarcar infantes de marina en los atuneros. La ministra de Defensa, Carme Chacón, tiene sobre la mesa un complejo dossier, con muchas interrogantes.

El Confidencial Digital ha tenido acceso algunas de las claves que maneja el Gobierno en la crisis de los pesqueros. Son las siguientes:

-- El envío de infantes de marina resulta inviable. No cabrían más de cuatro por barco y además tendrían que rotar.

-- Aún más difícil es establecer las pautas de la misión de estos soldados. Sobre todo: ¿Quién daría la orden de disparar, en caso de ataque? No es algo que pueda hacer un sargento.

-- Por tanto, habría que establecer un Estado Mayor, de dimensiones reducidas y con estas atribuciones, en la zona.

-- Eso sólo sería factible utilizando las bases francesas de Djibuti o en las islas Seychelles.

-- Con Francia tendría que firmarse un tratado ‘ad hoc’ y no hay margen de tiempo para hacerlo. Con las islas Seychelles se teme qué contrapartidas pedirían a cambio.

-- En el Gobierno se señala la inviabilidad de una protección total. Cabe recordar que las aguas donde faenan los pesqueros vascos ocupan una superficie mayor que la del Mediterráneo.

-- Por otra parte, en Defensa hay un notable desapego a cumplir con las exigencias de los pescadores. Las aguas frecuentadas por los vascos son las más ricas en túnidos precisamente porque son aguas cuya peligrosidad disuade a marinos de otros países a pescar en ellas.

-- En el Gobierno se ve como una injusticia proteger a los pesqueros en este caso, cuando hay otros caladeros, y cuando la mayor parte de la pesca sirve para su venta en Japón a altos precios En Defensa no se creen que esa pesca sea ‘el pan de sus hijos’.

-- Desde la Dirección General de Pesca se lleva un tiempo intentando convencer a los atuneros vascos de que no faenen en esas aguas y reconduzcan su actividad.

-- Hay otro argumento incómodo manejado por Chacón. Los piratas somalíes son precisamente pescadores de atún reconvertidos. Ha habido piratas que, al abordar un buque, lo primero que han pedido es comida para sí mismos. En Somalia no hay condiciones para el comercio de esta pesca, ni técnicas (cadena de frío, etc.) ni políticas.

-- En el Gobierno se cree que, en el fondo, los pesqueros vascos no dejan de estar esquilmando los recursos naturales de uno de los Estados más fallidos del mundo.

En el marco de OTAN y UE, Defensa intentó tiempo atrás un movimiento muy polémico. Las operaciones internacionales desplegadas en el Índico tienen por objeto principal la protección de los barcos de Naciones Unidas que suministran alimento de la cooperación internacional a millones de somalíes. Esos son los barcos más codiciados por los piratas y los que más hay que proteger por su papel vital para millones de somalíes. Pese a todo, España ha intentado que los buques europeos prioricen la ayuda a los barcos españoles en caso de conflicto. España no lo ha logrado. Y, en este punto, se vuelve a insistir en la inviabilidad de la protección a los barcos en una superficie inabarcable.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··