Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Objetivo: evitar una declaración unilateral

Un tripartito PSC-PP-Ciudadanos, la alternativa a un gobierno independentista en Cataluña

Las tres formaciones mantienen conversaciones desde hace semanas para formar un frente que impida una mayoría de CiU y ERC. Se busca repetir el modelo del País Vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

PP, PSC y Ciudadanos comparten un objetivo común: evitar un gobierno independentista en Cataluña, lo forme CiU, ERC, o la lista unitaria y secesionista que propone Artur Mas. Para que no se llegue a dar ese escenario, los llamados partidos constitucionalistas han iniciado conversaciones informales para sellar un pacto post electoral.

Miquel Iceta y Sánchez-Camacho conversan en el Parlament. Miquel Iceta y Sánchez-Camacho conversan en el Parlament.

“Cataluña necesita un frente constitucionalista para frenar el independentismo”. Estas palabras, pronunciadas por Alicia Sánchez-Camacho a principios de diciembre, no son un brindis al sol. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, tres partidos en Cataluña ya trabajan en esa propuesta de la líder regional del PP.

Se trata, además de los populares, del PSC y de Ciudadanos. Estas formaciones coinciden en que, ante la posibilidad de un adelanto electoral en clave plebiscitaria, los representantes políticos contrarios a la independencia tienen que unir sus fuerzas para evitar un gobierno rupturista con el resto de España.

Conversaciones informales” para hacer frente común

Según explican a ECD cargos directivos de los tres partidos, desde finales de 2014 ha habido “conversaciones informales” entre altos representantes de las formaciones. En esos contactos discretos, se ha hablado de la necesidad de crear, de forma conjunta, una alternativa al proyecto independentista de CiU y Esquerra Republicana.

Para ello, PSC, PP y Ciudadanos se han comprometido a cumplir dos premisas en caso de que haya adelanto electoral:

1. Transmitir el mensaje de que los comicios convocados por Mas no son un plebiscito para elegir si hay o no independencia: “Serían unas autonómicas mas, a pesar de que CiU y ERC las quieran camuflar de otra cosa”. Por ese motivo, “no podemos hacer una campaña en clave de referéndum como se hizo en Escocia”.

2. Cada partido presentará su propio programa político sin buscar pactos electorales antes de la cita con las urnas. Tampoco se hablará de la posibilidad de alianzas porque eso puede beneficiar a los independentistas.

Sin embargo, tanto populares, como socialistas y representantes de Ciudadanos, defenderán la permanencia de Cataluña en España. En este sentido, en las conversaciones mantenidas hasta la fecha, “nos hemos puesto de acuerdo en que tenemos que dejar claro que la sociedad catalana no puede resignarse a tener un gobierno independentista”.

A seguir el modelo del País Vasco

Las fuentes consultadas por este confidencial aseguran que estas tres formaciones han tomado como ejemplo “la Euskadi gobernada por PSE y apoyada por el PP para frenar un gobierno por nacionalistas y abertzales”.

Ese espejo, “en el que ya nos miramos”, implicaría la formación de un gobierno de concentración anti-independentista en Cataluaña. Esa posibilidad, explican desde los partidos, “es en lo que estamos trabajando ahora en las conversaciones que estamos manteniendo”.

Los tres partidos ven muy posible el adelanto electoral

El objetivo de estos contactos, añaden, es “ver cómo se puede configurar esa concentración de partidos constitucionalistas”. No obstante, “las negociaciones oficiales, propiamente dichas, se llevarán a cabo una vez se celebren esas elecciones”.

Intentarán convencer a Unió Democrática

Esa convocatoria de comicios en clave plebiscitaria “ocurrirá tarde o temprano”, ya que, según las tesis de PSC, PP y Ciudadanos, “si Mas decide ahora seguir con la legislatura, verá que la situación es insostenible y ordenará disolver el Parlamento”.

Ante esta previsión, los defensores de un gobierno de concentración anti-independentista manejan dos hipótesis:

--Que Artur Mas no consiga convencer a Oriol Junqueras para presentar una lista unitaria y CiU y ERC vayan por separado

--Que ERC acepte la lista unitaria.

En este segundo escenario, “es posible que la lista independentista solo esté formada por Convergencia y por Esquerra, ya que Unió, a través de Duran i Lleida, ha anunciado que rechaza esa fórmula y que quedaría fuera” Por ese motivo, el objetivo de los llamados partidos constitucionalistas es que Unió apoye el gobierno de concentración. Ese soporte sería necesario para contrarrestar la unión de los convergentes y los republicanos.

En ese sentido, los contactos con el partido que dirige Duran i Lleida ya han comenzado, pero, de momento, en el ámbito del Parlament de Cataluña: “Unió tiene ahora 13 diputados autonómicos, y sabemos que muchos de ellos no descartan una ruptura con Convergencia”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·