Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así fueron las cortas vacaciones de Zapatero en Quintos de Mora (Toledo): no salió de la finca y se limitó a pasear con su esposa y a correr todos los días un rato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno eligió este verano la finca toledana de Quintos de Mora para sus vacaciones estivales. Zapatero disfrutó allí de cuatro días de descanso, que pasó junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, y sus hijas, Laura y Alba. ¿Cómo fueron esas jornadas?

José Luis Rodríguez Zapatero, que, en lugar de Lanzarote o de Doñana, este año eligió la residencia existente en el coto nacional de caza de Quintos de Mora, situado en los Montes de Toledo, en el término de Los Yébenes, perteneciente al Patrimonio Forestal del Estado desde 1942 y que tiene 6.842 hectáreas de extensión. véalo aquí-, pasó esos días, del 11 al 15 de agosto, sin salir de la propiedad.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el programa de descanso del presidente del Gobierno se limitó a pasear por la finca con su mujer, Sonsoles Espinosa, y también a hacer ejercicio y a correr todos los días un rato por las inmediaciones. Como ni Zapatero ni su familia salieron de la finca toledana, su presencia pasó inadvertida para los vecinos de la zona.

Además, apenas era visible el despliegue policial que custodiaba los alrededores de la finca para velar por la seguridad del presidente y su familia.

Cuando José María Aznar acudía a Quintos de Mora, el número de efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desplegados era mucho más significativo. Se percibía un mayor control de la seguridad en los accesos a los municipios cercanos a la finca, así como muchos más coches de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado patrullando por los aledaños del complejo presidencial.

Aznar convirtió ‘Quintos de Mora’ en su segunda residencia y la utilizó para funciones representativas y de atención internacional. Concretamente, en junio de 2001 invitó allí al recién elegido presidente de los Estados Unidos, George Bush. También Zapatero recibió en este emplazamiento al presidente de Brasil, Lula da Silva, en septiembre de 2007.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·