Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Diga lo que diga Ferraz

Una veintena de senadores socialistas, dispuestos a romper la disciplina de voto y apoyar el 155

Consideran que la estrategia de Pedro Sánchez con Cataluña está siendo errática y equivocada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSOE cuenta con 62 parlamentarios en el Senado, de los cuales, 14 pertenecen a circunscripciones andaluzas y otros cinco fueron designados por la comunidad autónoma. Al menos éstos darán un golpe de timón en la Cámara Alta si el Gobierno decide aplicar el 155 para controlar Cataluña.


Sede del Senado Sede del Senado

Según ha podido saber El Confidencial Digital, al menos los senadores andaluces, un total de 19 parlamentarios, estarían dispuestos a votar a favor de dicha medida. Aunque implique romper la disciplina de partido.

El Gobierno contempla esta posibilidad si Puigdemont declara unilateralmente la independencia de Cataluña. El 155 dice textualmente: “si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”.

La postura del PSOE, hasta ahora, ha sido abrir un diálogo con los líderes de la Generalitat para evitar una DUI. Ha sido la estrategia defendida hasta la saciedad por Pedro Sánchez y Miquel Iceta. Consideran traumática la aplicación del 155 por el carácter “forzoso” de las medidas que implica.

Sin embargo, no son pocas las voces dentro del PSOE que reclaman apoyo al Gobierno si éste decide aplicar el manido artículo. Históricos dirigentes como Alfonso Guerra, José María Barreda o Josep Borrell han reclamado más contundencia a Sánchez. Y líderes como Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán y Javier Fernández también se han mostrado a favor de la medida.

Mayoría del PP

Ahora, una vez que se acercan los plenos del Parlament y del Congreso y el Senado, se empiezan a revolver algunos senadores del PSOE contra la dirección del partido. Es en las próximas reuniones de las cámaras, convocadas para hoy y para el miércoles, cuando se prevé una DUI, por parte de la mayoría independentista, y la respuesta del Gobierno.

Mariano Rajoy ya avisó el domingo en el periódico El País de que no descarta el 155 para asegurar la unidad de España. Ésta sería la secuencia de su aplicación: una vez apercibido Puigdemont, se llevaría al Senado la propuesta.

Y allí el PP tiene mayoría absoluta, con 147 senadores de un total de 266. Por tanto, el Ejecutivo tiene vía libre para aplicar la controvertida medida.

El Gobierno necesita el máximo apoyo posible

Sin embargo, Rajoy y Sáenz de Santamaría siempre han buscado el máximo apoyo posible de los grandes partidos. Descontados los nacionalistas, tienen ganado el respaldo de Ciudadanos, que llevan reclamando el 155 desde hace días.

De otro lado, descartan cualquier muestra de cercanía de Unidos Podemos, partidario sólo de un mediador y de un posterior referéndum pactado. El otro gran partido, el PSOE, que ha sido pareja histórica del bipartidismo junto con los ‘populares’, también lo ha rechazado y prefiere la opción del diálogo.

Romper (otra vez) la disciplina de voto

Esta es la postura oficial, porque por contra, al menos 19 parlamentarios socialistas se muestran dispuestos a votar a favor, o al menos a abstenerse de la aplicación del 155, según ha podido saber ECD.

Lo mismo ocurrió en el pleno del pasado 19 de septiembre, cuando cuatro diputados socialistas se abstuvieron en la propuesta de Ciudadanos de apoyar sin fisuras al Gobierno frente al desafío independentista.

“Ahora que ha pasado el referéndum y la amenaza de independencia es más grave, con más razón tenemos que apoyar al Estado de Derecho”, afirman fuentes socialistas.

Las mismas fuentes señalan a los senadores andaluces como los díscolos que romperán la disciplina de voto si es necesario. Aunque precisan que pueden ser más los parlamentarios que se revuelvan contra las directrices de Pedro Sánchez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··