Sábado 16/12/2017. Actualizado 10:40h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

Zapatero mandó a Roma a De la Vega para conseguirle una entrevista con Benedicto XVI que no figuraba en el programa oficial de la visita del Papa a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La agenda oficial del Vaticano para la visita de Benedicto XVI a Santiago y Barcelona, los días 6 y 7 de noviembre, no contemplaba una entrevista del Pontífice con el presidente del Gobierno. Ahora, esa cita se celebrará, después del viaje a Roma que, para lograrlo, hizo ayer la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega.

De la Vega, que eligió un vestido de color verde oro y en todo momento se mostró muy sonriente, llegó temprano a la primera planta del Palacio Apostólico Vaticano, donde tiene su sede la Secretaría de Estado y se encuentran las habitaciones del cardenal Tarcisio Bertone. Le acompañaba el embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez.

La entrevista con el cardenal Secretario de Estado duró 40 minutos y, según las dos partes, se desarrolló “en clima cordial”. En el momento de la despedida, la vicepresidenta regaló a Bertone una camiseta de fútbol de la selección española, con la estrella de campeona del mundo 2010, y una pluma.

La propia vicepresidenta, en un contacto posterior con los periodistas, en el que anunció el encuentro del Papa con Rodríguez Zapatero, en Barcelona, reconoció que la cita no estaba prevista en la agenda oficial difundida por el Vaticano. “Será un encuentro breve, pero habrá encuentro”, declaró.

Como no se trataba de la visita de un jefe de Estado o de gobierno, la Oficina de Prensa de la Santa Sede no emitió ningún comunicado, aunque se sabía que la finalidad del encuentro era examinar los detalles del viaje del Papa.

Fuentes políticas consultadas por El Confidencial Digital destacan el interés que ha puesto el presidente Zapatero en volver a ver a Benedicto XVI, con el que ya se ha encontrado en dos ocasiones: la primera durante el viaje del Pontífice a Valencia, la segunda hace sólo cuatro meses, cuando fue recibido en audiencia, el pasado 10 de junio, con motivo de la finalización del semestre español en la presidencia de la Unión Europea.

Ese deseo de encontrarse con el Papa coincide igualmente con la decisión del Gobierno de aparcar una Ley de Libertad Religiosa que había despertado críticas y resistencias en amplios ambientes católicos españoles.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·