Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Hubo voto particular de dos magistrados

Absuelto un guardia civil que abandono su puesto en el SITEL para irse a una manifestación contra los recortes

El Supremo anula la sanción a un agente destinado al sistema de escuchas telefónicas del Ministerio del Interior por un defecto en el pliego de cargos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Tribunal Supremo ha absuelto a un agente de la Guardia Civil por un delito de desatención del servicio, del que se le acusaba por haber dejado su puesto al frente de un operativo SITEL para unirse a una manifestación sindical a la puerta de la Comandancia de Zamora. Sin embargo, un defecto en el pliego ha anulado el expediente disciplinario.


Dos guardias civiles patrullan por la calle. Dos guardias civiles patrullan por la calle.

Los hechos ocurrieron en Zamora el 18 de diciembre de 2012. En torno a las 11:10, unas 25 personas, pertenecientes a varias asociaciones profesionales relacionadas con las Fuerzas de Seguridad, se reunieron ante la puerta de la comandancia de la Guardia Civil de Zamora para protestar por los recortes. Portaban una pancarta con el eslogan “Por nuestros derechos, por nuestra unidad, basta ya de recortes”.

Nada más iniciarse la manifestación, dos agentes que se encontraban en el interior de la comandancia salieron del edificio y se dirigieron a saludar a uno de los manifestantes, compañero del Cuerpo Nacional de Policía.

El otro agente abandonó el lugar al momento, pero el agente expedientado se colocó detrás de la pancarta y siguió conversando con el policía nacional durante cerca de media hora. Según el expediente disciplinario, el agente no pidió permiso en ningún momento a su mando inmediato para ausentarse de su puesto de trabajo.

El Tribunal Tribunal Militar Central nº 7 confirmó la sanción de pérdida de cinco días de haberes, y el agente presentó un contencioso administrativo ante el Tribunal Militar Central, que desestimó su petición.

Alegaba la defensa del acusado que el expediente disciplinario contempla el “abandono del servicio”, sin embargo, en el relato inicial incluido en el pliego de cargos tan sólo figura su participación en la manifestación. No se dice que tuviese una tarea asignada. El párrafo donde se explica que estaba destinado como operador del SITEL, el sistema de escuchas telefónicas del Ministerio del Interior, se incluyó más tarde para “permitir la tipicidad de la falta disciplinaria”.

Eso es lo que entendieron los magistrados de la Sala Militar del Tribunal Supremo, que el pasado 21 de diciembre dictaron la anulación del expediente disciplinario. La sentencia tuvo el voto particular de dos magistrados, que entendían que pese a que el párrafo que alude a la “desatención al servicio” se añadió posteriormente, este sí estaba incluido.


Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·