Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

¿Acabará llamándose Policía Nacional? Interior deja para el final la negociación sobre el cambio de nombre para el Cuerpo Nacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio del Interior y los sindicatos de la Policía están en la fase final de las negociaciones sobre la nueva Ley de Personal. La mayoría de los artículos que la integrarán están cerrados, pero el cambio de nombre del cuerpo y el preámbulo de la ley son los dos escollos que aún no están solventados.

La negociación de la nueva Ley de Personal del Cuerpo Nacional de Policía se inició a comienzos del pasado mes de febrero y se ha estado manteniendo de forma periódica durante estos meses. La semana que viene, según fuentes policiales consultadas por El Confidencial Digital, se inicia la recta final.

En la próxima reunión entre sindicatos y responsables del Ministerio del Interior se pondrá encima de la mesa uno de los asuntos más espinosos: el cambio de nombre para el cuerpo. Según contó ECD –véalo aquí- Interior facilitó un borrador de la ley al principio de la negociación en el que ya desde la “exposición de motivos” se hacía referencia a la “Policía Nacional”.

Esto suponía un cambio de nombre para la institución con la consiguiente modificación en logotipos, escudos, documentación, uniformes… A pesar de llevar más de dos meses de negociaciones, las partes no han llegado a un acuerdo en este apartado. Fuentes policiales indican a ECD que “Interior ha preferido dejar este asunto espinoso para el final e intentar llegar a un acuerdo en el propio articulado de la Ley”.

Al igual que Interior se mantiene ‘en sus trece’ de proponer el cambio de nombre fuentes sindicales han asegurado a ECD que “no aceptaremos que el nombre del Cuerpo sea otro que Cuerpo Nacional de Policía”

De esta manera quedarían dos asuntos por abordar la semana que viene: el cambio de nombre y el Preámbulo de la ley, en el que queda recogido ‘su espíritu’. El articulado está prácticamente cerrado aunque aún queda por negociar la ampliación de edad en servicio a los 65 años o un cambio en el sistema de condecoraciones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·