Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Han perdido el control sobre el barrio de Molenbeek

Análisis de miembros del CNI: la inteligencia antiterrorista belga ha sido un desastre

Sus agentes no han desarrollado una red de informantes y están desbordados. Llevan meses solicitando ayuda a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Críticas entre miembros de la inteligencia antiterroristas al papel de los servicios secretos belgas en estos últimos meses. Consideran que no han sabido controlar de forma eficaz las comunidades islámicas para detectar a los yihadistas. “La situación en Molenbeek se les ha ido de las manos” explican.


Registros policiales en el barrio belga de Molenbeek. Registros policiales en el barrio belga de Molenbeek.

Tan sólo tres días después de que fuera detenido en Bruselas Salah Abdeslam, autor de los ataques terroristas en Paris del pasado noviembre, la ciudad ha vuelto a experimentar una crisis terrorista.

En torno a las 8 de la mañana del martes, terroristas hacían explosionar una bomba en el aeropuerto de , de la capital belga. El ataque suicida se produjo contra los mostradores de facturación de la compañía American Airlines.

Horas más tarde se produjo una nueva explosión, también atribuida a un suicida, en una estación del metro de Bruselas situado en el barrio europeo, en el distrito donde se ubican algunas sedes gubernamentales de la Unión Europea y donde residen la mayoría de funcionarios que trabajan en la ciudad.

La inteligencia belga está “sobresaturada”

El Confidencial Digital ha podido contactar con fuentes de los servicios de inteligencia antiterroristas españoles, quienes confirman que Bélgica llevaba meses “luchando por evitar un atentado de estas características”.

Según explican estas voces, la inteligencia belga al servicio del ‘Organe de Coordination pour l'Analyse de la Menace’ (Órgano de Coordinación para el Análisis de Amenazas) ya había advertido a servicios de otros países –incluida España- que sus agentes “no daban abasto para controlar a todos los sospechosos de los que recibían avisos”.

El Gobierno belga, explican estas fuentes, llevaba meses solicitando ayuda a servicios de inteligencia extranjeros para tratar de evitar un atentado. Entre ellos, la de los expertos en yihadismo españoles.

Reconocían en privado que la situación “se les ha ido de las manos”, especialmente en el barrio de Molenbeek, donde fue arrestado Abdeslam tras cuatro meses oculto y donde reside gran parte de la comunidad musulmana en la capital belga.

Zulos con explosivos en Bruselas

De momento, y según los datos que en estos momentos tiene la inteligencia española, se desconoce si los atentados de Bruselas son una represalia por la detención del líder de los suicidas de Paris, Salah Abdeslam.

Sin embargo, siempre según estos datos de la inteligencia española, existe la sospecha de que pueda haber arsenales de explosivos y armas escondidos en el distrito de Molenbeek, considerado un ‘santuario’ para el terrorismo. Se tiene constancia que es ahí donde estarían escondiéndose los yihadistas que hay actualmente en la ciudad.

Según estas voces, la inteligencia belga investiga la existencia de al menos dos células más, en situación activa, que podrían estar preparando más atentados en la ciudad.

Críticas al trabajo belga

El balance del trabajo de la inteligencia belga en estos últimos cuatro meses –desde los atentados del 13-N de París- ha despertado dudas entre los servicios de inteligencia extranjeros. También en los españoles.

Según confiesan, resulta “inexplicable” para quienes investigan el fenómeno yihadista que Salah Abdeslam haya permanecido “oculto en un barrio tomado por la policía, en una ciudad que fue literalmente clausurada por militares”.

Achacan este “caos” en las investigaciones al hecho de que “se ha actuado demasiado tarde en Molenbeek. Hasta hace cuatro meses circulaban por allí buena parte de los terroristas y armas que iban a otros países. Los servicios belgas no tienen una red de informantes o activos dentro de la comunidad musulmana porque hasta hace poco no lo creían necesario. Y se está demostrando que se equivocaban” explican estas voces.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·