Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Es el primer caso de su carrera profesional

Asesinato múltiple en Guadalajara: críticas por la elección de un psicólogo que acaba de superar las oposiciones

El crimen de Pioz le ha sido asignado tras incorporarse a la cárcel de Alcalá de Meco. Debe de evaluar el estado mental del presunto asesino

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presunto asesino confeso de los múltiples crímenes de Guadalajara ha sido tratado por un psicólogo que acaba de aprobar las oposiciones de Psicología Penitenciaria (forense o de peritos). Profesionales del sector han criticado esta decisión, ante la responsabilidad que supone evaluar el estado mental de un supuesto asesino.


Cárcel de Alcalá de Henares (Meco). Cárcel de Alcalá de Henares (Meco).

Tal y como ha podido saber El Confidencial Digital  el psicólogo que ha tratado a Patrick Nogueira, presunto asesino confeso del brutal crimen de Guadalajara, acaba de aprobar la oposición de Psicología de Prisiones.

Esta redacción se ha hecho eco de que la buena calificación obtenida en las pruebas teóricas, le permitieron elegir destino. El psicólogo penitenciario que ronda la treintena, se decantó por la cárcel de Alcalá de Henárez (Meco) lugar dónde trasladaron casi simultáneamente, al supuesto homicida del conocido caso Pioz.

Su función es determinar, a través de los estudios pertinentes, el estado mental del presunto asesino confeso. El trabajo del “recién llegado”, se complementa con psiquiatras que han acompañado al acusado desde la confesión.  

Críticas recibidas por profesionales del sector

Fuentes extraoficiales confiesan a ECD  el gran asombro entre los profesionales del sector por la decisión penitenciaria. Algunos de ellos han criticado la actuación aludiendo a que: “Un caso de tal envergadura en manos de un recién llegado puede llevar a equívocos”, “lo normal es ir de menos a más”… etc.

A través de fuentes directas al psicólogo de peritos, este confidencial  ha sabido que él está seguro del buen hacer de su actuación. Reafirma que realizó los estudios oportunos.

Además la calificación final, la cual declara que el hipotético asesino “sabía diferenciar entre el bien y el mal, por lo que no tuvo un brote de locura”, es acertada.

Cuentan a El Confidencial Digital que la educación y el saber estar del acusado en las pruebas médicas sorprendían a los profesionales frente al comportamiento que este adoptó en los crímenes.

La frialdad de su testimonio y el comportamiento que ha tenido en todo momento frente al cuerpo de seguridad y los psicólogos y psiquiatras que lo han tratado, es propio de un auténtico psicópata.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··