Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Aumenta la agresividad en los asaltos a la valla de Melilla. Los inmigrantes van ahora armados con palos y piedras alentados por las mafias locales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las avalanchas de inmigrantes en la valla de Melilla, que se han multiplicado esta semana, ya se han cobrado la vida de un subsahariano, que murió ayer jueves después de intentar, junto a más de 120 'sin papeles', llegar a la ciudad autónoma. La situación en la frontera es de máxima tensión, ya que los asaltantes van ahora armados con palos y piedras.

Según ha sabido El Confidencial Digital, los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que se encargan del control y vigilancia de la frontera y la valla de Melilla han detectado que, en las cuatro avalanchas producidas durante esta semana, la mayoría de los inmigrantes iban armados para atacar a los uniformados.

Así lo aseguran a este diario policías que trabajan en la zona, que apuntan a las mafias locales, vinculadas a los activistas pro-marroquíes, como los impulsores de esta nueva práctica de los ‘sin papeles’ subsaharianos.

Los inmigrantes, según las citadas fuentes, han acudido en masa durante esta semana con palos y piedras, “para dificultar su detención cuando han sido interceptados por la Policía”.

Este hecho, unido a las multitudinarias avalanchas de más de 100 subsaharianos por asalto, ha provocado que más de medio centenar de ‘sin papeles’ hayan conseguido entrar en la ciudad autónoma de manera irregular, sin poder haber sido trasladado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla.

Máxima tensión en la frontera

Los agentes que trabajan en la frontera con Melilla aseguran a ECD que esta semana “es de las más tensas que se recuerdan”, no sólo por las grandes avalanchas de inmigrantes, sin o por el riesgo para la integridad de los propios ‘sin papeles’ y de los uniformados.

De hecho, la de ayer es la primera muerte de un inmigrante en la valla desde 2005, cuando murieron hasta 10 personas en las avalanchas que se produjeron en agosto y en octubre de ese año.

Desde el Ministerio del Interior han asegurado que, debido a la difícil situación que se está viviendo en la zona, se harán inversiones "inmediatamente" en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla.

Los policías y guardias civiles llevan tiempo reclamando mayor seguridad en la frontera de Melilla, donde este año ya han sufrido, además de las avalanchas de los inmigrantes, ataques violentos por parte de los activistas pro-marroquíes, que los propios agentes han grabado en vídeo para denunciar los riesgos a los que se exponen día a día.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··