Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Salieron horas después del ataque a la embajada

El CNI ha enviado agentes a Kabul para aclarar qué grupo perpetró el atentado

Las sospechas se dirigen a la Red Haqqani, una facción próxima a Al Qaeda que había intentado un atentado similar contra los servicios secretos afganos diez días antes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miembros del Centro Nacional de Inteligencia se encuentran desde esta semana en Kabul para recabar datos sobre quiénes fueron los autores del ataque, cuáles eran sus intenciones y si efectivamente el objetivo del atentado era afectar a intereses españoles. Ya tienen un sospechoso: la Red Haqqani.



Foto: Kabul 1 Destrozos en la embajada española en Kabul tras el ataque.

Según ha sabido El Confidencial Digital, un operativo especial se ha desplazado hasta la capital afgana para reforzar la investigación sobre el atentado ocurrido el pasado viernes contra la embajada española, y que supuso la muerte de los policías Jorge García Tudela e Isidro Gabino.

Tal y como explican las fuentes consultadas, se trata de un protocolo habitual cuando se produce un ataque a una embajada española. Estos efectivos refuerzan a las unidades que el CNI ya dispone en la delegación de Kabul de forma permanente.

Su labor es la de recopilar información sobre el suceso y coordinar su acción con otros servicios de inteligencia que operan en la zona. En este caso, según ha sabido ECD, la colaboración con la CIA y el DNS –el servicio secreto afgano- “está siendo clave”.

Misión: Determinar la autoría

Cuando está a punto de cumplirse una semana del ataque a la embajada, aún se desconoce de forma oficial qué grupo o grupos están detrás del golpe. Sin embargo, las sospechas se dirigen casi desde un primer momento hacia la denominada Red Haqqani.

La Red Haqqani es una facción al margen de los talibán –aunque alineados con estos-, que en la última década se ha acercado a Al Qaeda. Nacieron en los años 80 como milicia, apoyados y financiados por Estados Unidos y Pakistán para su lucha contra la invasión soviética.

Este grupo está detrás de muchos de los atentados más devastadores registrados en Afganistán desde el inicio de la operación internacional de la OTAN en 2002. Sus objetivos, advierten fuentes expertas en movimientos integristas en Asia, suelen ser intereses estadounidenses o del gobierno afgano surgido tras la invasión de 2001. Son, además, expertos en extorsión y secuestros.

Buscaban atentar en una zona “muy concurrida”

Los servicios de inteligencia españoles no pasan por alto el hecho de que, tan sólo diez antes del asalto a la embajada española en Kabul, los servicios antiterroristas locales frustraron un plan de la Red Haqqani para atentar en una zona “muy concurrida” de la capital afgana –sin ofrecer más detalles.

Las voces consultadas destacan el hecho de que la delegación española se encuentra junto a una de las principales arterias de tráfico de Kabul.

Una facción sin líderes que busca llamar la atención

Según explican las voces consultadas, el grupo ha perdido a varios de sus líderes en el último año. La muerte más importante ha sido la de Jalaludín Haqqani, hijo del fundador de la milicia. Algunos de sus terratenientes han sido eliminados este 2015 en diversas operaciones militares, incluidos bombardeos con drones.

La situación de deterioro en el liderazgo de la ‘Red Haqqani’, explican a ECD fuentes de los servicios de inteligencia antiterrorista, les ha alejado en los últimos meses de la posibilidad de formar parte del proceso de negociación abierto para determinar el futuro político de Afganistán.

“Un atentado contra intereses occidentales es una manera de llamar la atención” aseguran estas voces. Por ello, se sospecha que hayan elegido a España como un eslabón ‘débil’ –por la situación y seguridad de la embajada- al que atacar para atraer la mirada de la prensa internacional.

Incautadas dos toneladas de explosivos en Kabul

El pasado miércoles 16 de diciembre, los servicios de seguridad afganos incautaron cerca de 2.000 kilogramos de explosivos –nitrato de amonio- en Kabul, que los insurgentes guardaban para cometer ataques con bombas en Kabul.

Las sospechas se centran en la Red Haqqani. Se piensa que miembros de esta milicia introdujeron en Afganistán el material procedente de Pakistán a través de alguna de las rutas de contrabando que controlan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·