Lunes 19/02/2018. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Espionaje de EE.UU. en España

El CNI está inspeccionando los teléfonos móviles del Rey y Rajoy

Busca evidencias de escuchas ilegales de la NSA. Dificultades en la investigación: los americanos han sido instructores de los espías españoles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El espionaje gubernamental de Estados Unidos a decenas de líderes europeos comienza a tener sus consecuencias también en España. Ante las informaciones que apuntan a que las comunicaciones de Mariano Rajoy pudieron ser interceptadas por la NSA, España ha llamado a consulta este lunes al embajador estadounidense en Madrid James Costos.

Según 'Der Spiegel', Rajoy sería uno de los 35 líderes europeos cuyo teléfono habría sido espiado por la NSA estadounidense. Según 'Der Spiegel', Rajoy sería uno de los 35 líderes europeos cuyo teléfono habría sido espiado por la NSA estadounidense.

Exteriores ha exigido al embajador norteamericano que dé explicaciones sobre el supuesto espionaje masivo a líderes europeos, entre ellos Angela Merkel, y cuáles han sido los efectos en España de la trama destapada por el ex espía Edward Snowden. Pero, al margen de ello, el gobierno ya ha dado orden de iniciar una investigación para tratar de dilucidar lo ocurrido y aumentar las medidas de seguridad.

Así lo confirman a El Confidencial Digital fuentes de la inteligencia española, que aseguran que los dispositivos móviles que utilizan tanto Mariano Rajoy como el Rey don Juan Carlos se encuentran en estos momentos en manos de técnicos informáticos del Centro Nacional de Inteligencia.

Según explican, es el Centro Criptológico Nacional, dependiente del CNI, el que estaría llevando a cabo estas tareas de inspección de los aparatos para rastrear posibles fallos de seguridad en los dispositivos, así como software malicioso que pueda haber sido utilizado para abrir una ‘puerta trasera’, como se denomina a los agujeros que permiten acceder a información del teléfono.

Este organismo es el encargado de proteger las comunicaciones de los terminales móviles del presidente del Gobierno, del Rey don Juan Carlos y de otras personalidades VIP del Estado –como directores de cuerpos y fuerzas de seguridad o embajadores-. Para ello se utilizan complejos sistemas de encriptación y cifrado de datos, que imposibilitan o dificultan su lectura a posibles espías.

De hecho, este tipo de personalidades y altos funcionarios del Estado no utilizan teléfonos comunes, sino aparatos que han pasado previamente por el CCN y a los que se les han aplicado numerosos sistemas de protección.

Imposible ‘luchar’ contra la NSA

El problema, aseguran las mismas fuentes, es que Estados Unidos cuenta con una tecnología “mucho más avanzada que la disponible en España”, y sus agencias cuentan con un presupuesto “salvajemente mayor”. Según lo publicado, el polémico programa de escuchas tiene un presupuesto de cerca de 38.000 millones de euros

Es el Centro Criptológico Nacional, dependiente del CNI, el que estaría llevando a cabo estas tareas de inspección

–repartidos entre 16 agencias distintas.

Explican, además, que la dificultad reside en el hecho de que es Estados Unidos el país que ha formado en la materia a buena parte de los expertos españoles de los servicios de inteligencia. “Muchos de los métodos para interceptar un pinchazo han sido creados por Estados Unidos. Son los que abren el camino. Nadie como ellos –por tanto- para saltárselos” aseguran estas voces.

Más vulnerables que nunca

Tal y como informó El Confidencial Digital, los registros del CCN en 2012 ofrecieron los peores datos en cuanto a ciberespionaje a organismos públicos en nuestro país. La tendencia alcista de este tipo de ataque se confirmó con más de 100 incidentes calificados de “críticos” en el informe anual del Centro Criptológico Nacional.

En concreto, según precisaban fuentes del Centro consultadas por ECD, el organismo investigó ataques contra La Zarzuela, La Moncloa, el Ministerio de Hacienda, el de Defensa, el Congreso de los Diputados, los sindicatos y también organizaciones empresariales.

Los ataques registrados se dirigieron tanto a los servidores donde se almacena información como a dispositivos de uso personal de altas personalidades de la Administración General del Estado, como son teléfonos móviles, portátiles y tabletas.

Tal y como aseguraba el informe del CCN, “las organizaciones (públicas y privadas) que manejan información con alto valor estratégico, económico o político son hoy más vulnerables que nunca”. En parte porque la crisis no ha permitido establecer programas avanzados de protección.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··