Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Caso Ruth y José. Intensificadas las medidas sobre José Bretón en la cárcel tras el hallazgo de los restos de sus hijos: dos reclusos al lado, come solo, restricción de movimientos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las medidas penitenciarias aplicadas a José Bretón, el padre de los niños de Córdoba cuyos restos acaban de ser identificados, se han visto intensificadas desde que se conociera la noticia de esa identificación. La nueva situación policial y judicial, la alarma social que han causado las últimas novedades, han aconsejado extremar las precauciones.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes penitenciarias, el recluso está siendo fuertemente custodiado día y noche en la cárcel de Córdoba en la que se encuentra. Instituciones Penitenciarias ha incrementado las medidas de seguridad tras la noticia del hallazgo de los restos de Ruth y José en la hoguera de ‘Las quemadillas’.

Medidas excepcionales

Ubicado en el módulo del centro penitenciario de Alcolea, la vida carcelaria de José Bretón tenía algunas rutinas habituales: escuchaba la radio, veía la televisión y leía la prensa a diario, aunque, eso sí, siempre alejado del resto de los reclusos del centro. Sin embargo, su día a día ha sufrido algunos cambios.

La dirección de la prisión ha decretado en las últimas horas medidas excepcionales sobre Bretón. Así lo confirman a El Confidencial Digital funcionarios del centro penitenciario.

Este incremento en su seguridad se ha producido después de que el ministerio del Interior tuviera conocimiento de los informes de Etxeberría y de Bermúdez de Castro apuntando que en la hoguera había restos de los niños desaparecidos.

Vigilancia nocturna reforzada

En la última temporada, un único preso ‘de confianza’ vigilaba por la noche a José Bretón en su celda, después de que, en razón de su ‘buen comportamiento’, se decidiera rebajar esta custodia de dos internos a uno.

Sin embargo, desde que se conocieron los citados informes forenses, de nuevo se ha restablecido la vigilancia doble.

Estas últimas noches, por tanto, Bretón ya ha sido custodiado por dos presos. Ambos se turnan para pasar media noche con los ojos abiertos, mientras su otro compañero descansa.

Desde que ingresó en la cárcel, en octubre de 2011, se le aplicó este Protocolo de Prevención de Suicidios (PPS), que consiste en una vigilancia especial durante 24 horas. Como decimos, en los últimos meses se había rebajado el control nocturno.

Vida en la celda

José Bretón también tiene un ‘vigilante particular’ durante el día. Un recluso le acompaña desde las 8 de la mañana, cuando le acercan el desayuno, hasta las 8 de la tarde, hora en que se clausuran las rejas de las celdas.

Estos presos encargados de protegerle “no le van a hacer nada”, precisan desde Instituciones Penitenciarias. Se alude con ello a la cruel práctica habitual en el mundo carcelario de ‘castigar’, y en algunos casos intentar asesinar, a los autores de delitos contra niños.

Son medidas recogidas en el artículo 75.2 del régimen penitenciario que se aplican estrictamente a los acusados de crímenes contra menores.

El padre de Ruth y José desayuna, come y cena en su celda. No se mezcla ni se cruza con otros reclusos del módulo en ningún momento.

Bretón realiza las tres comidas diarias, siempre en presencia de funcionarios de la prisión.

Intento de suicidio

Unos días después de ingresar en prisión, Bretón intentó aparentemente quitarse la vida. Los funcionarios le intervinieron la cuchilla de una maquinilla de afeitar y, desde entonces, no dispone de ningún elemento que pueda servirle para provocarse una lesión. Se le han retirado, por tanto, las cuchillas.

Algún funcionario considera, no obstante, que lo que hizo Bretón en noviembre fue un intento de llamar la atención, y que en realidad no tenía ninguna intención de suicidarse.

Muy informado

El padre de Ruth y José está completamente informado de todo lo que sucede. José Bretón dispone de una televisión y una radio en su celda. Las enciende a diario y sigue de cerca todo lo que se dice de él. También lee la prensa, ya que tiene acceso a los periódicos de los que disfrutan el resto de reclusos. Los diarios que más ojea son ABC de Córdoba y Diario de Córdoba.

El padre de Ruth y José recibe todos los fines de semana la visita de algún familiar. Su abogado también mantiene contacto semanal con él.

Fuentes oficiales de Instituciones Penitenciarias insisten en que José Bretón siempre ha estado vigilado durante las 24 horas del día desde que ingresó en prisión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·