Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

De la UIP de Valladolid

Castigados nueve policías nacionales enviados a Cataluña por tomarse un día libre para visitar a sus familias

Llevaban 53 días de destino. Aprovecharon el descanso posterior a un turno de noche y una libranza para viajar. Interior les ha abierto expediente disciplinario y les ha apartado de la comisión de servicio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Indignación en la Unidad de Intervención Policial de Valladolid. Nueve compañeros, que han pasado un total de 53 días destinados en Cataluña, han sido duramente castigados por aprovechar el descanso posterior a un turno de noche, y un día libre posterior, para visitar a sus familias. Además de abrirles expediente disciplinario, les han apartado de la comisión de serivico.

Un furgón y agentes de la Policía Nacional, en las calles de Cataluña. Un furgón y agentes de la Policía Nacional, en las calles de Cataluña.

Según explican a El Confidencial Digital fuente bien situadas en la UIP, los agentes estaban destinados en Calella cuando estalló la “Operación Copérnico” que supuso el desembarco de antidisturbios de toda España en Cataluña. Los policías, pertenecientes a un grupo operativo de Valladolid, fueron enviados a Barcelona.

Desde entonces, y con la decisión de Interior de dar cinco días de descanso a los agentes que más tiempo llevaban en Cataluña entre medias, los nueve policías pasaron 45 días seguidos lejos de su casa.

Después de acabar un turno de noche a las 7 de la mañana, y teniendo en cuenta que al día siguiente lo tenían libre, los policías viajaron hasta Valladolid para pasar poco más de 24 horas con sus familias antes de regresar al trabajo. La decisión, no obstante, les saldría cara porque “estuvieron fuera justo el 27 de octubre, día que el Parlament declaró la independencia”.

Cuando la Cámara autonómica aprobó la DUI, los agentes fueron llamados para volver a sus puestos. Los antidisturbios tuvieron que reconocer que se encontraban en Valladolid y tardaron unas cuatro horas en llegar. Después de eso, pasaron otros ocho días en Barcelona antes de regresar definitivamente a su base.

Un doble castigo “demasiado contundente”

Las fuentes consultadas por ECD explican que los agentes, pese a tener un día libre, tenían que estar “disponibles” ante cualquier incidencia. Y esa incidencia se produjo con la declaración de independnencia. Al estar a cuatro horas de su destino, se les ha abierto un expediente disciplinario que, con casi toda seguridad, acarreará dos días de suspensión de empleo y sueldo.

Esa sanción, reconocen desde la UIP, es “comprensible”. No obstante, el comisario jefe de todas las Unidades de Intervención Policial de España, José Miguel Ruiz Iguzquiza, ha querido dar “un paso más” y les ha sometido a “un doble castigo” que ha indignado a sus propios compañeros.

En concreto, los nueve agentes han quedado apartados de la comisión de servicio y, por tanto, no viajarán el próximo lunes a Barcelona, con el resto de componentes de su grupo, para realizar el relevo programado.

Esta decisión, explican en la Policía, no es nueva, ya que “desde que un compañero grabó el Piolín por dentro y fue enviado inmediatamente a su casa, otros también han sido apartardos de forma fulminante de la comisión de servicio, algo que no era en absoluto habitual hasta la Operación Copérnico en Cataluña”.

Por este motivo, todos los sindicatos policiales han decidido unirse para remitir a Interior, de forma conjunta, un escrito de queja contra esta decisión y pidiendo que los nueve policías sancionados “no sean doblemente castigados quedando aparcados en la base”.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··