Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La durísima reacción de Chávez por la acusación de mantener relaciones con ETA tiene un trasfondo: argumenta que fue España quien mandó los etarras a Venezuela

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis entre los gobiernos de España y Venezuela, a raíz del auto del juez Velasco a propósito de los etarras residentes en la república caribeña, ha multiplicado los contactos políticos discretos entre ambos países. Y Venezuela se queja de que los etarras están allí por deseo de España.

Según fuentes diplomáticas consultadas por El Confidencial Digital, el embajador español en Caracas, Dámaso de Lario, ha mantenido consultas telefónicas oficiosas con diversos representantes políticos para comentar su preocupación por la reacción de la opinión pública española y el cruce de declaraciones entre Venezuela y España tras el auto del juez Velasco.

Asimismo, al margen del canciller venezolano, Nicolás Maduro, desde el ministerio de Exteriores de Venezuela se han mantenido contactos con diversos representantes socialistas españoles.

Los reproches que hace el Gobierno de Hugo Chávez se resumen así, según ha sabido ECD de las mismas fuentes:

España, en tiempos en que no se lograban las extradiciones con Francia, aceptó el desvío de etarras a terceros países; no sólo Venezuela, sino también, por ejemplo, Cabo Verde o México.

- Fue precisamente por las buenas relaciones entre dos gobiernos socialistas –el de Felipe González en España y el de Carlos Andrés Pérez en Venezuela- por lo que España pidió y consiguió de Venezuela que aceptara a los etarras.

La prensa española –se quejan en Venezuela- ni siquiera menciona estos hechos recién aludidos.

- Algunos de esos etarras han logrado reinsertarse pacíficamente en la sociedad venezolana. Se da el caso de uno de ellos que dirige uno de los mejores restaurantes del país caribeño.

- Por último, se señala que “el auto del juez Velasco resulta jurídicamente muy endeble”.

Pese a todo, el Gobierno venezolano ha reconocido el papel conciliador que ha desempeñado, con una implicación muy personal, el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos. Dicen que “gracias a él” el contencioso está encarrilado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·