Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Un arsenal al alcance de cualquiera

Compramos en el mercado negro de Internet un arma como la del pistolero de Múnich

Un portal clandestino ofrece pistolas Glock 17 (desde 520 euros), Kalashnikovs (1.600 euros), granadas (220 euros), chalecos antibalas (500 euros)…

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La compra legal de un arma está muy regulada en la Unión Europea. Sin embargo, agresores como el de Múnich recurren a la denominada ‘Deep Web’, el Internet oculto, para adquirir de forma anónima todo tipo de armamento en el mercado negro. El Confidencial Digital ha realizado el proceso completo y este ha sido el resultado.

Uno de los portales clandestinos que ofrece armas en la 'Deep Web'. Uno de los portales clandestinos que ofrece armas en la 'Deep Web'.

La pistola Glock 17, una de las armas más vendidas del mundo, fue la utilizada por el agresor de Múnich en la matanza del pasado fin de semana. En ella fallecieron 9 personas y hubo más de una treintena de heridos.

El joven de 17 años tenía tras él un historial psiquiátrico y estaba bajo tratamiento médico por ansiedad y depresión. Ni el hecho de ser menor de edad o sus problemas de salud impidieron que pudiese comprar el arma a través del mercado negro de Internet.

El ‘internet profundo’

El Internet al que acceden los usuarios a través de los navegadores más comunes, y utilizando buscadores como Google o Yahoo, se denomina el ‘Internet superficial’. Pero tras él existe el denominado ‘Internet profundo’ –‘Deep Web’-, un conjunto y servidores a los que no llegan los buscadores más habituales, y a cuyas páginas no se accede desde el tradicionalwww’ del Internet superficial.

Diversos informes de expertos y centro de investigación calculan que, de toda la Red, un cinco por ciento corresponde con el ‘Internet superficial’ y el resto, el 95 por ciento de las páginas, están ocultas en el ‘Internet profundo’. Otros datos van más allá, calculando que la ‘Deep Web’ es 500 veces más grande que el Internet ‘común’.

El acceso a esta inmensa cantidad de datos y webs sólo es posible a través de navegadores y servidores especiales. El protocolo ‘Tor’ es el más popular, que conecta al usuario a un servidor anónimo y encriptado, de forma que se minimiza el rastro que deja al navegar.

Refugio de terroristas, traficantes… y servicios de inteligencia

Por todas esas medidas de seguridad, la ‘Deep Web’ es donde se mueven los negocios más oscuros de Internet. Desde pornografía infantil hasta el tráfico de órganos, pasando por contrabando de drogas, documentos falsos, contratación de hackers o sicarios y grandes mercados negros.

A estos mercados de armas camuflados son a los que acuden con asiduidad multitud de grupos criminales o terroristas en busca de armamento y munición. El agresor de Múnich consiguió su arma a través de una de estas webs.

El Confidencial Digital ha podido acceder a uno de estos portales, en concreto a uno de los más populares en esta ‘cara B’ de Internet debido a sus precios ajustados y a su alta tasa de envíos exitosos. Este último punto es determinante, ya que el ‘Internet profundo’ está ampliamente vigilado por servicios de inteligencia y fuerzas policiales, que velan para evitar el tráfico de armas.

Según las fuentes policiales consultadas por este confidencial, todas estas plataformas ilegales “están bajo una intensa vigilancia para que cualquiera que trate de adquirir armas por esta vía sea detectado de forma prematura” advierten.

Armas camufladas dentro de herramientas, electrodomésticos…

Sin embargo, estos traficantes digitales han desarrollado un método “eficaz” a la hora de camuflar sus envíos. Las armas son introducidas en ‘productos señuelo’ con una densidad de metal similar.

Por ejemplo, según indican en esta ‘armería’ clandestina, una pistola puede burlar las inspecciones visuales y los escáneres de aduanas introducida dentro de un taladro industrial, en la caja de un ordenador o en un microondas. Antes del envío son limpiadas a fondo para eliminar cualquier rastro de aceite que pueda revelar su presencia mediante un control con perros.

La mayoría de los envíos se realiza a través de transporte marítimo, ya que las tasas de “éxito” son mayores que por vía aérea. Una vez en España –los envíos se gestionan desde Holanda y Portugal-, el ‘señuelo’ con el arma en su interior es enviado al comprador.

En ocasiones, dependiendo del tamaño del producto adquirido, este puede haber sido desmontado en piezas más pequeñas y más difíciles de detectar. En todo el proceso, la dirección e identidad del remitente o de destino está oculta. Una vez en España, el paquete es recogido por una empresa intermediaria que desconoce el verdadero producto que está transportando.

El coste de todo este protocolo corre a cargo del comprador, que paga entre 180 y 490 dólares todo el trámite. El precio depende del país de destino y se fija teniendo en cuenta principalmente los controles de seguridad aduaneros. El más barato corresponde a Estados Unidos -180 dólares- y el más caro India y China -490 dólares-. Para España son 320 dólares.

Existe una modalidad –que conlleva un sobrecoste- de entrega denominada ‘dead drop’: el arma entra en España de forma clandestina, sin pasar por la aduana. Un intermediario la transporta hasta un lugar seguro –una zona rural por ejemplo- y a las pocas horas el comprador recibe las coordenadas de GPS de la ubicación concreta donde se encuentra escondido el paquete.

El arma de Múnich por 580 dólares euros

ECD ha comprobado el extenso catálogo que ofrece esta armería clandestina. Estos son algunas de las armas ofertadas y su precio:

-Fusil de asalto AKM, similar al AK-47 ruso por 1.800 dólares.

-Un subfusil UZI por 1.956 dólares.

--Un subfusil MP5 por 2.987 euros

--Una ametralladora M249 por 5.500 dólares.

--Granadas de mano de fragmentación M67: cuatro unidades por 900 dólares.

--Un rifle de francotirador CZ, con alcance de 800 metros: 2.500 dólares.

Junto a las armas se ofertan otro tipo de equipamientos militares, como chalecos antibalas con kevlar con protección de hasta nivel 4 –capaz de detener balas de un Kalashnikov-.

Además, la web ofrece un catálogo cambiante de armas de segunda mano. En la actualidad, el único modelo que figura es la pistola Glock 17. Se puede comprar por un precio base de 1.000 dólares, aunque a esa cantidad se le aplican descuentos dependiendo del estado del arma.

Por ejemplo, una Glock 17 de calibre 9 milímetros inutilizada como la que utilizó el agresor de Múnich en el ataque del pasado fin de semana puede adquirirse por unos 580 dólares. Habitualmente estas armas proceden de Eslovaquia, ya que el mecanismo que se aplica para inutilizar un arma es fácilmente reversible: tan sólo hay que retirar unas varillas de metal del cuerpo de la pistola.

Pese a que los precios se muestran en dólares, en prácticamente todos los negocios ilegales y oscuros del ‘Internet profundo’ sólo se acepta el pago en ‘Bitcoins’. Esta moneda, popularizada a partir de 2009, es una divisa ‘virtual’ universal que tiene su propia cotización –actualmente un bitcoin equivale a unos 600 euros-.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··