Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

David Pla, actual ‘número uno’ de ETA, el encapuchado que leyó el comunicado del final de la violencia, es ‘maketo’. Habla mal euskera y por eso lo leyó en castellano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

David Pla, actual ‘número uno’ de ETA, identificado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como el encapuchado que ofreció el comunicado en el que la dirección etarra anunció el cese definitivo de su “actividad armada”, es ‘maketo’. Lo leyó en castellano precisamente por su deficiente y mal pronunciamiento del euskera.

Pla, nacido hace 35 años en Pamplona, apenas sabe articular palabra de la lengua que reivindica para la “construcción nacional de Euskal Herría”. Y hasta en su ámbito familiar ha recibido reproches por esta ignorancia.

Su principal crítico ha sido su suegro Iñaki Gil San Vicente, un histórico de KAS y portavoz de Askapena, organización internacional de Batasuna encargada de hacer proselitismo en Iberoamérica.

“Háblame en castellano, maketo”

Durante el tiempo que fue sometido a intensa vigilancia policial, se tuvo conocimiento de los grandes esfuerzos que hacía David Pla a la hora de hablar con su suegro, un hombre de la “Euskal Herría” profunda, que en los ‘foros revolucionarios’ de Suramérica es presentado como un ‘pensador’ marxista.

En aquellas conversaciones familiares, el hoy ‘número uno’ de la banda ponía todo el empeño en utilizar el euskera, pero a su suegro le debían resultar tan inteligibles sus palabras que en muchas ocasiones terminaba espetando a Pla: “Háblame en castellano, maketo”.

David Pla fue también el que leyó en castellano el comunicado del pasado 10 de enero, en el que ETA anunció el “alto el fuego verificable, general y permanente”. Desde el 19 de abril de 2010 se encuentra en paradero desconocido. Tres días antes fue detenido por la Policía francesa en Hendaya por ser un alto responsable del ‘aparato político’ de ETA y máximo dirigente de H-Alboka, la estructura que se ocupaba de controlar a los presos de la banda.

A pesar de ello, Pla fue puesto en libertad por un juez francés que consideró que no había pruebas suficientes. Sin embargo, en España el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska, en un auto dictado en abril de 2010, le situó como el máximo responsable del aparato central de los presos etarras.

Pla es compañero sentimental de Kizkitza Gil San Vicente, que fue condenada a cuatro años de cárcel por pertenecer al ‘aparato político’ de la banda. En la sentencia no le aplicaron la prohibición de residir en Francia, ya que el tribunal tomó en consideración la alegación de la defensa de que residía allí con su hijo de corta edad, también de David Pla.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·