Sábado 21/10/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Se ha recurrido a ferrys, hoteles...

El Ejército se ve obligado a acoger a la Policía Nacional en Cataluña

Agentes del cuerpo nacional llegados desde otras comunidades ocupan viviendas del cuartel de El Bruc, en Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El envío de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil a Cataluña está provocando problemas logísticos al Ministerio del Interior para alojar a los miles de efectivos llegados desde otras partes de España. Las soluciones adoptadas por Interior han causado en algunos casos cierta polémica.

Cuartel de El Bruc (Barcelona). Cuartel de El Bruc (Barcelona).

Desde semanas, Interior ha ido reforzando el despliegue de las Fuerzas de Seguridad en Cataluña. La presencia de Policía Nacional y Guardia Civil es reducida habitualmente en esta comunidad autónoma, y ante la eventualidad de tener que intervenir por el referéndum del 1 de octubre, decidió enviar unidades desde todos los puntos de España.

El refuerzo ha resultado ser muy potente, con alrededor de 12.000 policías nacionales y guardias civiles concentrados en Cataluña en estos días previos al 1-O: bien para actuar como policía judicial e impedir los preparativos del referéndum, bien para proteger edificios del Estado y estar concentrados ante posibles alteraciones del orden público que exijan apoyar a los Mossos d’Esquadra.

La llegada de miles de agentes de fuera de Cataluña obligó a buscarles alojamiento para estas semanas previas -y probablemente también posteriores- al referéndum. Las soluciones han ido desde distribuirlos por cuarteles e instalaciones de las Fuerzas de Seguridad, hasta reservar habitaciones en hoteles, y el caso más curioso, el de los dos ferrys amarrados al puerto de Barcelona donde se alojan miles de agentes.

El Confidencial Digital ha podido saber que las necesidades de espacio han obligado al Ministerio del Interior a tener que recurrir a instalaciones militares en Cataluña.

El cuartel de El Bruc, en la Diagonal

Concretamente, algunos de los agentes de Policía Nacional enviados desde otros puntos de España a Barcelona están empezando ya a alojarse en el Cuartel de El Bruc, una de las instalaciones que tiene el Ejército de Tierra en la capital de Cataluña.

Este acuartelamiento tenía viviendas disponibles, ya que los militares del Regimiento de Infantería “Arapiles 62” que tiene allí su base no llegan a ocuparlas todas.

Las fuentes policiales consultadas por ECD aseguran que hace meses, cuando ya el Gobierno empezó a estudiar el despliegue de Policía Nacional y Guardia Civil por el referéndum de independencia de Cataluña, la opción del acuartelamiento de El Bruc se puso encima de la mesa.

Era una posibilidad factible, ya que los agentes podrían estar alojados en el cuartel de forma discreta y segura, sin peligro de sufrir campañas de acoso. Sin embargo, algunos mandos del Ministerio del Interior descartaron esta opción de alojar a los policías nacionales y guardias civiles en esta instalación del Ejército de Tierra en Barcelona.

Sin embargo, ahora que se han ido agotando las opciones por el alto número de agentes llegados desde el resto de España, Interior ha tenido que recurrir al cuartel de El Bruc.

Este acuartelamiento cuenta con muy buenas vías de comunicación. Está situado a la entrada a la ciudad de Barcelona desde el oeste, en una zona tranquila donde sobre todo hay facultades universitarias. Además, al estar situado justo en la Diagonal, la salida de los policías nacionales para intervenir en Barcelona sería sencilla, ya que esta avenida atraviesa la ciudad y facilita llegar a cualquier punto, así como salir hacia otros municipios de la provincia.

Se reabre una planta del cuartel de la Guardia Civil

Si algunos agentes de la Policía Nacional se están alojando ya en ese cuartel del Ejército de Tierra, la acumulación de efectivos también ha obligado a la comandancia de la Guardia Civil en Barcelona a habilitar una planta de sus instalaciones en Sant Andreu de la Barca.

Esta zona estaba actualmente vacía. Con la llegada de cientos de guardias civiles en distintas oleadas, la comandancia decidió recurrir a esa tercera planta del cuartel: compró camas y colchones para hacer disponibles las habitaciones que hasta ahora no se utilizaban.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·