Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El Gobierno sabe perfectamente dónde están los etarras De Juana Chaos y Troitiño. El CNI los tiene localizados y controlados en Venezuela pero su detención no es inminente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Agentes del CNI tienen perfectamente localizados a los etarras Iñaki de Juana Chaos y Antonio Troitiño en Venezuela. Sobre ambos pesan sendas órdenes de detención. El Gobierno de Mariano Rajoy dispone de datos precisos sobre su situación en el país que preside Hugo Chávez.

La información sobre el paradero de ambos miembros de ETA que ha llegado al Ejecutivo procede de los datos recogidos sobre el terreno por miembros del Centro Nacional de Inteligencia, según explican fuentes de toda solvencia consultadas por El Confidencial Digital.

Según estos informes de los que dispone La Moncloa, De Juana vive en Venezuela con su pareja sentimental, Irati Aranzábal. Allí llegaron procedentes de Irlanda. Llevan residiendo en el país sudamericano al menos un año. Su lugar habitual de residencia está alejado de Caracas, la capital. Concretamente, las fuentes consultadas por ECD apuntan que se encuentran en un pueblo apartado, donde llevan una vida discreta.

El huido Troitiño

En situación similar se encuentra Antonio Troitiño. El etarra huyó la misma noche en que la Audiencia Nacional lo puso en libertad, en abril del año pasado.

Las informaciones que tiene el CNI apuntan que pasó un tiempo en el sur de Francia, para luego dar el salto a Venezuela, donde se encuentra actualmente. Al igual que su compañero del sanguinario ‘comando Madrid’, reside en una zona apartada del país, y lleva un día a día de lo más cauteloso.

Ambos etarras, según las fuentes de inteligencia consultadas por ECD, siguen muy de cerca la actualidad del País Vasco. Especial atención prestan a los pasos que va dando la izquierda abertzale, como por ejemplo el último comunicado lamentando el ‘daño’ causado. De Juana y Troitiño nunca dieron muestras de arrepentimiento en ningún juicio.

Sobre De Juana Chaos pesan dos órdenes de busca y captura. Una decretada por la justicia española y otra por la irlandesa. El etarra desapareció de Irlanda en marzo de 2010, cuando los jueces decidieron extraditarlo a España. En la Audiencia Nacional se le busca por un delito de enaltecimiento del terrorismo, por la carta que se leyó públicamente en San Sebastián en el verano de 2008.

Por su parte, la Audiencia Nacional emitió una orden internacional de arresto contra Antonio Troitiño en abril de 2011. El tribunal le puso en libertad al no aplicarle la doctrina Parot.

Lo que decía el PP

En abril de 2010, y por tanto antes de llegar a la presidencial del Gobierno, Mariano Rajoy declaró que “al Partido Popular le preocupa, y mucho, la fuga del etarra De Juana Chaos”. Añadió que era “una obligación del Ejecutivo pedir responsabilidades a las autoridades que han dado lugar, con su inacción, a que se haya fugado uno de los mayores criminales que ha existido en España en los últimos tiempos”.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo sobre Troitiño en abril de 2011 que el etarra tiene todavía causas pendientes con la justicia. Lo “lógico, lo normal y lo profesional”, afirmó es que el ministerio del Interior hubiese decretado la vigilancia del etarra porque “el procedimiento judicial no estaba terminado”. El Gobierno de Zapatero, añadió, “tiene que asumir responsabilidades”.

Las detenciones no son inminentes

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD confirman que el Ejecutivo de Rajoy no tiene intención de detener, “de momento”, a De Juana y Troitiño. Su captura, por tanto, no se espera que se produzca a corto plazo.

Uno de los problemas con los que se encuentra el CNI para trabajar en Venezuela es, precisamente, la escasa o nula colaboración de las autoridades locales, lo que dificulta su presencia y labor en el país.

En Venezuela se encuentran también otros etarras. Uno de ellos es Arturo Cubillas. Tal y como se contó en ECD, Cubillas trabaja a sueldo del Gobierno de Hugo Chávez, cobra 3.700 bolívares y tiene contrato hasta 2024 –vea aquí su ficha laboral-. También se cree que está refugiado allí uno de los actuales dirigentes de ETA, agrupado en el ala dura, aunque con escaso poder en la toma de decisiones: José Luis Eciolaza Galán, alias Dienteputo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··