Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El Gobierno se ha visto obligado a registrar el nombre de ‘Nacional’ para la Policía con el fin de impedir que cuerpos autonómicos se ‘apoderen’ de esa palabra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno ha querido adelantarse, con el fin de evitar que cuerpos policiales autonómicos puedan apropiarse del nombre de ‘Policía Nacional’. Interior ha registrado esta denominación, para que sólo pueda ser utilizada por el Cuerpo Nacional de Policía.

La decisión se ha tomado en el ministerio del Interior, en el marco de los trabajos para desarrollar la nueva Ley de Personal para la Policía, que se llevan realizando desde hace varios meses, y durante los cuales se ha planteado un debate sobre el nombre del Cuerpo Nacional de Policía.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el ministerio de Rubalcaba tiene ya elaborado un borrador oficial de esa nueva Ley de Personal, en el que, por primera, vez se contempla el doble uso del nombre de Cuerpo Nacional de Policía y de Policía Nacional.

ECD ya informó –véalo aquí- de que la dirección general había propuesto el cambio de denominación a Policía Nacional. Ante la negativa de los sindicatos, que argumentaban el alto coste que supondría la modificación de emblemas, uniformes y otros enseres, la decisión del director general, Francisco Javier Velázquez, ha sido (tal como comunicó él mismo a los sindicatos) “registrar la marca Policía Nacional”, entre otras cosas para así evitar que algún cuerpo autonómico pueda adoptar el nombre.

Al parecer, y según comentan estas fuentes, había un proyecto muy avanzado del Gobierno canario para llamar a una futura policía de la región como ‘Policía Nacional de Canarias’. De ahí las prisas del Gobierno por registrar el nombre.

El borrador conjunto sobre la nueva Ley de Personal se ha cerrado aunque, según reconocen a El Confidencial Digital fuentes sindicales, lo han hecho “sin demasiado consenso entre ellos”.

Esa falta de unidad también se traslada a los partidos políticos puesto que, tanto el PP como el PSOE, reconocen que, para sacar adelante la ley, debería haber un firme consenso detrás. El primer paso es su envío como anteproyecto de ley al consejo de ministros, un primer escollo que sí parece solventado.

Los problemas vendrán, tal y como señalan estas fuentes, cuando tenga que ser tramitada en el Parlamento. Y ahí es donde el PSOE tiene que buscar apoyos, bien en el Partido Popular o en otros grupos minoritarios, que permitan sacarla adelante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·