Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Tramitada en el juzgado de instrucción de Estella

Un cabo de la Guardia Civil demanda a sus superiores por trato vejatorio y humillante durante tres años

En la denuncia se detalla que le obligaban a limpiar excrementos de perro y colillas de cigarro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un cabo de la Guardia Civil en situación de retiro presentó la semana pasada una demanda contra sus superiores denunciando numerosas situaciones de atropellos y trato vejatorio. Relata múltiples situaciones que ahora ha puesto en conocimiento del juzgado.

Agentes de la Guardia Civil de Navarra. Agentes de la Guardia Civil de Navarra.

La denuncia fue presentada el pasado jueves en el juzgado de instrucción número dos de Estella. El denunciante, un cabo retirado, cuenta con el apoyo jurídico de la abogada Noelia López Echarri.

El cabo denuncia al sargento del puesto de la Guardia Civil en Lerín y al capitán de la compañía de Estella, de Navarra, por el trato que recibió desde 2010 hasta que pasó a la situación de retiro, hace unos meses.

El agente detalla escenas concretas que, según denuncia, sufrió en el acuartelamiento: trato degradante, vejatorio, humillaciones delante de sus compañeros y demás situaciones se encuentran recogidas en la denuncia a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

El cabo relata cómo, siempre según su versión, se le obligaba a limpiar los vehículos oficiales, a recoger excrementos de animal o las colillas de cigarro.

Además, denuncia que sus superiores le denegaban los permisos por asuntos particulares o le cambiaban, prácticamente de un día para otro, las jornadas de trabajo.

Según se puede leer en la denuncia, el sargento de Lerín llegó a pronunciar frases hacia el cabo como:

-- “Tú tienes que estar conmigo al cien por cien, sino no vales como cabo”.

-- “Aquí ni pinchas ni cortas, aquí se dice lo que digo yo”.

Todas estas situaciones, como decimos, se encuentran recogidas en la demanda y detalladas con la fecha concreta.

En los próximos días, el juzgado de instrucción decidirá si admite la denuncia o se inhibe a favor del tribunal militar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·