Seguridad
“¿Dónde están los Guardias Civiles?” Los independentistas montan redes de alertas para el 1-O

Movilización de activistas por las calles para que avisen de la ubicación y recorridos de los agentes

La Guardia Civil sabe ya que desde círculos independentistas se ha preparado una operación para desvelar estos días, y comunicar a los distintos grupos de activistas, la ubicación de los agentes en ciudades y poblaciones de Cataluña, con el objetivo de anticiparse a los movimientos de las fuerzas de seguridad. 

Guardias Civiles en el registro de Unipost.
Guardias Civiles en el registro de Unipost.

En la Benemérita se entiende la iniciativa como factor de riesgo muy grave para la seguridad, entre otras cosas porque el país, y por tanto Cataluña, se encuentran bajo amenaza terrorista y en nivel 4 de alerta.

Antisistemas y miembros de grupos anarquistas de toda Europa han estado llegando durante toda la semana hasta Barcelona con el propósito de ‘actuar’ durante la jornada del referéndum de este domingo.

Comités de defensa

Según fuentes policiales consultadas por El Confidencial Digital, se cree que estos colectivos entrarán en acción bajo la coordinación de los distintos comités de defensa del barrio” que han ido surgiendo en Barcelona, y después en toda Cataluña, durante toda la semana previa al 1-O.

Estas plataformas, formadas por colectivos independentistas de izquierdas –algunos con vinculación con la CUP, como Endavant-, han nacido con el objetivo de hacer frente a las acciones que preparan las fuerzas de seguridad para evitar que se celebre la consulta.    

Según las convocatorias que han estado difundiendo durante toda la semana, buscan “crear un espacio de confluencia para protegernos colectivamente”.

Y una de las iniciativas que preparan preocupa especialmente a las fuerzas del orden.

Delatar la ubicación de guardias civiles y policías

Se trata, explican fuentes policiales, de la difusión de información a través de redes sociales y grupos de WhatsApp sobre la ubicación exacta de grupos de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Barcelona y en otras poblaciones de Cataluña, con el objetivo de que los grupos de agitadores puedan anticiparse a sus movimientos, e incluso, si pueden, rodearlos para realizar un escrache.

Además, explican las voces consultadas, hay constancia de que las instrucciones que se han difundido entre estos grupos incluyen fotografiar los rostros de los agentes y a continuación colgarlos en redes sociales. Algo ilegal según la Ley de Seguridad Ciudadana.

Una técnica utilizada por los abertzales

No se trata de una técnica nueva. Ya la utilizaron hace años los grupos de radicales abertzales en el País Vasco, contra los efectivos del GAR y del GRS de la Guardia Civil.

Como contó ECD, los proetarras difundían por internet primeros planos de los rostros de los agentes que participaban en controles de vigilancia.

El problema, explican fuentes de la seguridad del Estado, es que este tipo de movimientos “ pone en grave riesgo” a los 12.000 agentes desplegados en Cataluña. Insisten en que el país se encuentra en alerta antiterrorista de nivel 4, y que delatar la presencia de las fuerzas del orden constituye “un delito”.

Esa información, explican, podría ser consultada por uno o varios terroristas y ser utilizada para cometer un grave atentado contra las fuerzas de seguridad.

“15 vehículos de la Guardia Civil a todo gas en dirección a Barcelona”

Esta misma semana, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil presentó una denuncia contra Mònica Terribas, directora y presentadora del programa de radio ‘ El Matí de Catalunya Radio’, por realizar en antena un llamamiento a sus oyentes para que revelasen la ubicación de los dispositivos policiales.

“Estas son las últimas informaciones que nos está dando: en Igualada tres todo terreno y una furgoneta de la Guardia Civil dirección Barcelona, a la AP2; en Lleida, 15 vehículos de la Guardia Civil a todo gas en dirección a Barcelona; en la Zona Franca, entrando en Barcelona, ocho todoterrenos y tres furgonetas de la Guardia Civil, y también Guardia Civil en todos los peajes”, aseguró Terribas en directo.

Hasta un año de prisión

Según explican los propios agentes de la Guardia Civil, este tipo de conductas podría incurrir en un delito contra el artículo 559 del Código Penal: “ La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público (…) será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año”.

Outbrain

Etiquetas: Guardia Civil, Barcelona, referéndum, colegios, Policía, independentistas, Urnas, 1-O, indepdendencia