Jueves 19/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Ocurrió en Madrid el día del atentado de Barcelona

Guardias civiles patrullando en solitario en plena alerta antiterrorista

Una asociación de agentes denuncia que es inviable el despliegue “discreto” previsto por Interior debido a la falta de personal del cuerpo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio del Interior decidió mantener en el 4 y no elevar al 5 el nivel de alerta antiterrorista tras los atentados en Barcelona y Cambrils. No llega a subir al nivel máximo, que implicaría la participación de militares en el despliegue, pero sí que va a reforzar la seguridad en puntos de gran afluencia, lo que ha despertado las quejas entre la plantilla de la Guardia Civil.

Vehículos de la Guardia Civil en Ripoll (Gerona). Vehículos de la Guardia Civil en Ripoll (Gerona).

Es el caso de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), que critica que el Ministerio del Interior y los mandos de las Fuerzas de Seguridad pretendan ampliar la presencia de policías y guardias civiles sin tener en cuenta la carencia de efectivos que, según ellos, sufre la Benemérita.

De hecho, este colectivo denuncia que a la misma hora en que un yihadista asesinaba a 14 personas y hería a decenas en Las Ramblas de Barcelona con una furgoneta, en Madrid había guardias civiles realizando servicios unipersonales: es decir, que en contra de las instrucciones que se dan con amenaza yihadista grave, hay guardias civiles vigilando edificios o patrullando en solitario, cuando deberían ir al menos en parejas para evitar ser víctimas fáciles de un ataque terrorista.

Desde AEGC también critican que “hay puestos principales que son incapaces de sacar patrullas en todos los turnos para seguridad ciudadana, por lo que se ven obligados a pedir refuerzos a demarcaciones próximas”. Hablan sobre todo de la Comunidad de Madrid, pero reflexionan: “¿Si esto pasa en Madrid, una de las Comandancias más numerosa que está bajo mínimos, como se las van a arreglar en otras más pequeñas donde ahora deberán reforzar la seguridad en eventos masificados”.

La crítica de la Asociación Española de Guardias Civiles es que los recortes en la oferta de empleo público han reducido en un 10% el número de efectivos, por lo que se preguntan “cómo se va a hacer frente a este aumento “discreto” de la presencia de la Guardia Civil en su demarcación cuando ya en la actualidad hay falta de personal. Porque hasta el momento no se ha podido comprobar que los guardias civiles tengan el don de la ubicuidad, es decir, estar en varios lugares al mismo tiempo o el de poder multiplicarse como los panes y los peces en las bodas de Canaan”.

Mientras no se aumente a medio y largo plazo el número de agentes, la AEGC pide que se afronte una redistribución de la plantilla de la Guardia Civil para “dar un servicio al ciudadano más eficaz y no tercermundista como se está prestando ahora en Seguridad Ciudadana”, para que al menos se distribuyan las fuerzas de manera más eficaz porque tener puestos con seis o siete agentes es como no tener nada. Y más cuando estamos en alerta 4”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··