Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

‘Guerra’ policial en Valdemoro. La policía local y la Guardia Civil se dedican a multarse mutuamente tras descubrirse una trama de extorsión: dos municipales fueron detenidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Julio del año pasado. La Guardia Civil desarticula una presunta mafia policial que extorsionaba a empresarios e industriales con negocios en polígonos industriales de Valdemoro (Madrid). Se inicia entonces una ‘batalla’ policial entre el cuerpo local y la Benemérita que aún continúa a día de hoy.

Los agentes de la Guardia Civil, tras una larga investigación, descubrieron una presunta trama que funcionaba de la siguiente manera: un policía local se acercaba a un negocio e instaba al propietario a contratar los servicios de una gestoría y de un constructor determinado. Si lo hacían, no serían denunciados por supuestas irregularidades administrativas.

En la operación fueron detenidos dos agentes locales: J. P. M. y J. P. M.

Desde ese día, los integrantes de ambos cuerpos protagonizan, “prácticamente a diario”, diversos incidentes. Según ha sabido El Confidencial Digital, Guardia Civil y Policía Municipal mantienen disputas constantes. La más habitual, aseguran, son denuncias mutuas por el estacionamiento de los vehículos particulares de los agentes de cada cuerpo.

Las fuentes consultadas por ECD añaden que el concejal de seguridad del ayuntamiento de Valdemoro ha dado orden de parar todo tipo de ‘venganzas’ por parte de los policías locales contra los guardias civiles que trabajen en el cuartel de Valdemoro.

Afirman estas fuentes que el edil pertenece a la Guardia Civil, es cabo en excedencia, y que se encuentra en una situación “comprometedora”.

Mientras se suceden las disputas, los más afectados son los guardias civiles adscritos al puesto de Valdemoro. En estos momentos, se está construyendo un nuevo cuartel dentro del recinto del Colegio de Guardias, pero, de momento, tienen que trabajar en un edificio que depende del ayuntamiento.

Se quejan estos beneméritos que el consistorio municipal no les proporciona los medios adecuados para realizar su labor: llevan más de un año y medio sin fotocopiadora (necesaria para las denuncias). En el puesto de Valdemoro se tramitan unos 10.000 atestados al año.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··