Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los planes de Ignacio Cosidó al frente de la Policía: despolitizar el Cuerpo Nacional y potenciar las policías locales en detrimento de las autonómicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ignacio Cosidó, portavoz del PP en la Comisión de Interior durante la pasada legislatura, y uno de los azotes de Rubalcaba en el Congreso por el 'caso Faisán', llega a la dirección de la Policía con el objetivo de despolitizar la entidad y ahorrar costes en los cuerpos autonómicos, potenciando las policías locales.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el palentino considera imprescindible conseguir la total independencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, algo que ha exigido durante los últimos cuatro años en la Cámara Baja, y para lo que ahora tendrá que trabajar al frente de la Policía Nacional.

Muy crítico con el mando único impulsado por el Gobierno Zapatero, considera que la existencia de una dirección diferente para la Policía y para la Guardia Civil facilitará el objetivo de despolitizar ambas entidades: “Francisco Velázquez atendió más a las exigencias de Rubalcaba que a las necesidades de ambos cuerpos, por lo que los nombramientos que se han realizado durante estos último años han sido políticos”.

Esas quejas proceden de altos cargos de la Policía y la Benemérita, y no han pasado inadvertidos para Cosidó: “Es consciente de que la estrategia de premiar a los agentes de confianza, que llevó a cabo Rubalcaba, ha enfurecido a los dos cuerpos, y se ha comprometido a cortar con esa tendencia”.

Potenciará las policías locales frente a las autonómicas

El nuevo director de Policía es el impulsor de una de las medidas más contundentes que recogió el PP en su programa electoral en materia de Interior: la apuesta firme por las policías locales frente a las autonómicas, mucho más costosas y generadoras, en ocasiones, de confrontación con otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

En este sentido, Cosidó defiende que “la proliferación de las policías autonómicas genera problemas de competencias con la Policía Nacional y la Guardia Civil, ya que los Gobiernos regionales les otorgan las mismas atribuciones que estos cuerpos y eso provoca duplicidades”.

Por el contrario, “las policías locales son el complemento perfecto para la Policía y la Benemérita, ya que tiene las atribuciones muy bien establecidas y sirven para desahogar de trabajo a los agentes nacionales”.

Esta postura ha puesto el freno a nuevos proyectos de policías autonómicas, como la que quería Esperanza Aguirre para Madrid; y podría suponer el final anticipado para otros cuerpos regionales que casi acaban de ‘nacer’, como la Policía Canaria.

Diálogo con las asociaciones policiales

Las fuentes consultadas por este diario, pertenecientes a las principales asociaciones y sindicatos policiales, coinciden en explicar la actitud de Cosidó: “Siempre ha estado dispuesto a escucharnos y a reunirse con nosotros durante estos años, y se ha comprometido a mantener esa relación en esta nueva etapa”.

El nuevo director de la Policía ha asegurado, en muchas ocasiones, que él quiere “estar cerca” de esas asociaciones “para conocer de primera mano cómo están las cosas y poder paliar los posibles problemas que puedan surgir”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·