Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Replican el modelo cubano de los Comités de Defensa de la Revolución

Informe policial. Los CDR tienen organización paramilitar y hay 60 cabecillas identificados

Se organizan en grupos locales no vinculados entre sí. Los jefes preparan las operaciones a través de chats privados con cientos de integrantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Comités de Defensa de la República se han convertido, en apenas unos meses, en uno de los principales motivos de preocupación para los servicios de información de la Policía y la Guardia Civil. Surgieron el año pasado con el objetivo de garantizar la celebración del referéndum del 1-O, pero desde entonces no han parado de ganar adeptos y, a la vez, aumentar sus acciones violentas.

Integrantes de un Comité de Defensa de la República cortan una carretera. Integrantes de un Comité de Defensa de la República cortan una carretera.

Según explican a El Confidencial Digital altos mandos policiales, tanto el Cuerpo Nacional, como la Guardia Civil y el CNI, llevan analizando la evolución de este movimiento desde su aparición a finales del año pasado. Y la conclusión de los investigadores es contundente: “El número de sus integrantes y su organización son preocupantes”.

Así se desprende, de hecho, del informe de la Comisaría General de Información sobre los CDR. Un dossier, a cuyo contenido ha tenido acceso en este diario, donde se disemina cómo actúan estos Comités, quiénes son sus cabecillas, y el método de comunicación que utilizan para preparar sus acciones reivindicativas.

Tienen una organización paramilitar

En la Policía Nacional recuerdan que este movimiento se mira en el espejo de los Comités de Defensa de la Revolución surgidos en Cuba en 1960. Unos grupos, con estructura centralizada pero con “delegaciones” en cada población, cuya misión era “el patrullaje”, la reivindicación del castrismo, y combatir la disidencia.

Los CDR catalanes imitan ese modelo organizativo que, en opinión de los servicios de información, tiene un “elevado carácter paramilitar”. En ese sentido, el dossier de la Comisaría General pone énfasis en la estructura “jerarquizada” y “extensa” que tienen los Comités por toda la región. Una infraestructura que le permite crear “unidades” o “comandos” para cubrir a la vez diferentes “objetivos”.

La muestra más clara de esa gran capacidad para crear varios “frentes” fue la gran movilización de protesta, en toda Cataluña, que protagonizó esta organización el pasado 27 de marzo, cuando se confirmó la detención de Carles Puigdemont por parte de las autoridades alemanas: “Estaban en todas partes y fueron capaces de bloquear durante horas a toda una región”.

En concreto, y según los datos aportados por la Guardia Urbana de Barcelona y otros cuerpos locales a la Policía Nacional, 5.000 integrantes de los CDR se movilizaron para protestar ante el consulado de Alemania; 2.000 ante la Jefatura Superior de la Ciudad Condal; 600 frente a la Delegación del Gobierno; 100 en La Diagonal y otros 200 en las principales carreteras de la comunidad.

Un despliegue “espectacular” que supuso encender, definitivamente, la “luz de alarma” sobre esta organización y que confirmó lo “avanzado” de la preparación de las operaciones de los CDR: “Son como un ejército con diferentes unidades territoriales que pueden movilizarse en cuestión de minutos”.

60 cabecillas, identificados

Para lograr esa capacidad de respuesta, los impulsores de este movimiento tienen Comités locales: “su idea es uno por cada barrio, por cada pueblo, y lo están consiguiendo”.

Cada uno de esos grupos está dirigido por un líder, que es el que moviliza al resto de integrantes para llevar a cabo protestas, acciones de boicot o la paralización del tráfico en carreteras de toda la región.

Desde la Comisaría General de Información confirman a este diario que la Policía ya tiene identificados a 60 cabecillas de diferentes CDR de toda Cataluña: “Lideran grupos muy numerosos y les tenemos controlados desde hace semanas”. No obstante, concluyen, “aún falta por poner cara y nombre a muchos más”.

Chats privados para organizarse

Los líderes de los diferentes Comités de Defensa de la República son los encargados de organizar las operaciones a llevar a cabo en distintas localizaciones de la región. Un trabajo que hacen en apenas minutos gracias a las nuevas comunicaciones.

En concreto, la Comisaría General de Información tiene constancia que cada uno de los CDR tiene grupos privados de chat, tanto en Internet como en WhatsApp, en la que los cientos -y en algunos casos miles- de sus “inscritos” son informados de las diferentes acciones de protesta a llegar a cabo.

En esos grupos, los cabecillas de los Comités dan consignas y también consejos para eludir la vigilancia policial y resistirse ante las acciones de los agentes para acabar con cortes de carreteras u otras vías de comunicación.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··