Martes 24/10/2017. Actualizado 12:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

En Oviedo (Asturias)

La Justicia Militar expulsa a un sargento condenado por maltratar a su mujer

Los tribunales civiles le pusieron una pena de dos años y medio por golpear en la calle, amedrentar en casa y pegarle una paliza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Justicia Militar impone una sanción de separación del servicio como autor de una falta muy grave. Expulsado del cuerpo de la Guardia Civil a un sargento en Oviedo (Asturias) por pegarle una paliza a su pareja sentimental.


Guardia Civil en formación. Guardia Civil en formación.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del día 1 de diciembre de 2012. Un sargento de la Guardia Civil se encontraba de permiso con su pareja sentimental en un establecimiento de ocio de Gijón (Asturias), tras observar como ella mantenía una conversación con un amigo, este comenzó a lanzarle reproches iniciando una discusión.

El sargento de la benemérita empezó a alzar la voz hasta que agarró a la chica con fuerza del cabello echándola contra una mesa. Ante el incidente algunos usuarios del local se vieron en la obligación de intervenir y hacerle desistir de su actitud.

Posteriormente en esa misma madrugada una vez en el interior del domicilio que ambos compartían, el agresor le ató las manos a su pareja sentimental con un fular en la espalda y le introdujo un calcetín en la boca, propinándole diversos golpes por todo el cuerpo. Seguidamente y al negarse a darle las llaves, este la amenazó con un cuchillo impidiendo que abandonara la casa.

Ante los gritos de socorro proferidos por la chica, la policía nacional se presentó en el domicilio ante las llamadas de los vecinos. Estos encontraron a la pareja del agresor en el sofá donde él la tenía agarrada del cuello y con una pierna encima del cuerpo de ella.

El Juzgado de Violencia de Género sobre la Mujer otorgó la orden de protección a la víctima, imponiendo al acusado la prohibición de aproximarse más de 600 metros, además de la imposibilidad de intentar establecer ningún tipo de comunicación con la víctima durante al menos cinco años y medio.

 El sargento de la Guardia Civil ha sido condenado por el Tribunal Supremo a dos años y diez meses de prisión y privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años. Por otra parte, debido a su condición militar, la Justicia Militar impone la sanción disciplinaria de separación del servicio, como autor de una falta muy grave. Todo esto según el Régimen Disciplinario de la Guardia Civil.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·